Tenis atraviesa polémica por un lío de faldas

Serena Williams y Maria Sharapova protagonizan una pelea que nada tiene que ver con el deporte, sino con sus relaciones sentimentales actuales.

La estadounidense Serena Williams apenas tuvo que responder este domingo en su rueda de prensa previa a las preguntas relativas a su defensa del título en Wimbledon, ya que su intervención giró casi totalmente sobre las disculpas que pidió a la rusa Maria Sharapova.

"Estoy muy apenada por toda la situación", comentó Serena que admitió que había pedido personalmente disculpas a Sharapova el jueves durante la fiesta de jugadores.

"Hablé personalmente con Maria en la fiesta de jugadores y le dije que quería ofrecerle mis disculpas personalmente y que lamentaba mucho toda la situación. Sé que las aceptará", dijo.

El conflicto previo al torneo ha surgido después de publicarse una entrevista de Serena en la revista Rolling Stones en la que se dirige, sin mencionar nombre alguno, a una jugadora situada entre las cinco primeras del mundo y que está enamorada.

"En cada entrevista ella comienza con un 'soy tan feliz, tan afortunada'... dice Serena, que se refiere a la jugadora en cuestión en términos poco simpáticos. "Todo es muy aburrido, no creo que sea invitada a las fiestas 'cool', y si quiere estar con un tipo despreciable, adelante", dice la menor de las Williams.

El comentario de la menor de las Williams parece referirse a la relación que Sharapova mantiene con el búlgaro Grigor Dimitrov, noviazgo que la propia Maria confirmó durante el torneo de Madrid, al salir a la luz unas fotos de ambos paseando por la capital española. Antes, Dimitrov había estado vinculado sentimentalmente con Serena.

Al conocer esta entrevista, la jugadora rusa contraatacó de inmediato. "Creo que ella debería hablar sobre sus logros, sus hazañas en vez de sobre cualquier otra cosa que genere atención y polémica. Si quiere hablar de algo personal, quizás debería hablar de su relación y de su novio que estuvo casado y ahora se está divorciando y tiene hijos", dijo la rusa sobre el francés Patrick Mouratoglou, entrenador y nueva pareja de Serena.

Esta historia centró este domingo la rueda de prensa de Serena Williams en Wimbledon, y la estadounidense quiso cerrarla cuanto antes. "Voy a seguir el consejo de Sharapova y me voy a centrar solo en el tenis. Tengo el mayor respeto por Maria dentro y fuera de la cancha", dijo. 

Medios Asociados: 

Publicidad

PUBLICIDAD

COMENTARIOS

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.