Condenan a cadena perpetua a exalcalde en Grecia por malversación

El exmandatario de Salónica, el conservador Vasilis Papayorgópulos, fue encontrado culpable de malversar al menos 17,96 millones de euros.

Junto al exalcalde, han sido también condenados a cadena perpetua su mano derecha, Mijalis Lemusias, y el extesorero municipal Panayiotis Saxonís, que además sumaron otras sentencias de 18 y 9 años de prisión, respectivamente, por los delitos de fraude y lavado de dinero, además de una multa de 1,8 millones de euros.

Otros dos imputados fueron condenados a penas de entre 10 y 15 años de cárcel, mientras que los restantes 13 fueron absueltos.

La investigación contra el equipo municipal de Papayorgópulos, de 66 años, medallista europeo de atletismo y alcalde entre 1998 y 2010, comenzó después de que el independiente Yannis Butaris asumiera en 2010 la alcaldía de la segunda mayor ciudad de Grecia y denunciase que las cuentas no cuadraban.

El pasado enero comenzó el juicio contra Papayorgópulos y su equipo, acusados de haber malversado 52 millones de euros, aunque finalmente el tribunal ha asegurado que sólo se ha podido demostrar el desvío de 17,96 millones de las arcas públicas.

La sentencia judicial subraya que los acusados habían establecido "una maquinaria de malversación" para canalizar los fondos públicos hacia la agrupación municipal "Renacimiento", las siglas bajo las que la formación Nueva Democracia (ND) -actualmente en el Gobierno griego- se presentó a las elecciones.

De hecho, el actual primer ministro, el conservador Andonis Samarás, había defendido en varias ocasiones la gestión de Papayorgópulos, calificándolo de "hombre honesto" que "ha hecho muchas cosas por la ciudad de Salónica".

Tras el anuncio de la sentencia, Papayorgópulos se dirigió al tribunal para reiterar su inocencia.

"Con el debido respeto hacia la Justicia, declaro que no estoy involucrado en este asunto", afirmó y añadió que los que le han condenado "tendrán remordimientos de conciencia hasta su muerte".

"Seguramente no seremos nosotros los que tengamos remordimientos", le contestó el presidente de la sala.

Desde 1996, la malversación de fondos públicos superior a 146.735 euros (50 millones de los antiguos dracmas) es considerada un crimen que puede ser condenado hasta con la pena máxima.

Se trata de la primera ocasión en que un tribunal aplica la cadena perpetua a un caso de esta índole y esto se debe, según los medios locales, a que los tres jueces de la sala rechazaron la solicitud de la Fiscalía de tener en cuenta los atenuantes.

Ahora, se prevé que los condenados apelen la sentencia a un tribunal superior.

Atenas (Grecia)

Medios Asociados: 

Publicidad

PUBLICIDAD

COMENTARIOS

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.