Así quedó casa usada para cometer cruel atentado en Guaviare

Las FARC provocaron un incendio para luego, en acto salvaje, activar explosivos que mataron a un niño y un policía y dejaron 27 heridos, denuncian autoridades.

La vivienda usada como señuelo para cometer el atentado quedó completamente calcinada luego de que supuestos guerrilleros arrojaran un artefacto explosivo en contra de la fuerza pública y civiles que pretendían apagar una conflagración que se había originado en el lugar.

El atentado terrorista se produjo en el barrio La China, en el municipio de Miraflores, Guaviare, a las 8:30 de la noche del lunes, dejando a 27 personas heridas y dos víctimas mortales, entre ellas un niño de ocho años.

Las autoridades afirmaron que se están tomando medidas para dar con el paradero de los perpetradores del atentado, por lo que desplegó para tal fin 200 hombres del Ejército y la Policía. 

Algunos de los heridos fueron trasladados a centros médicos de la ciudad de Villavicencio con la ayuda de la Fuerza Aérea. Están siendo atendidos en el Hospital Departamental del Meta, la Clínica del Meta y la clínica de la Universidad Cooperativa.

Una menor de edad en estado de embarazo, que está siendo atendida en Villavicencio, manifestó a Noticias Caracol que se encontraba en el lugar ayudando a apagar el incendio cuando fue sorprendida por la explosión.

Las autoridades planean realizar un consejo de seguridad para hacer frente a los recientes hechos de terrorismo que se han presentado en la zona.

"Los terroristas de las FARC lo único que cometen son actos diabólicos, actos dementes, que no pueden tener justificación en ninguna lógica", aseguró el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

Especialistas del derecho aseguran que lo ocurrido se tipifica como un delito de perfidia, término que se emplea para definir el hecho de engañar el enemigo y luego atentar en contra de él.

Medios Asociados: 

Publicidad

PUBLICIDAD

COMENTARIOS

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.