Cardenal Rúben Salazar, el único colombiano entre los papables

Darío Castrillón y Pedro Rubiano Sáenz, los otros dos cardenales de Colombia, no pueden ni aspirar a ser papa ni votar en el cónclave por su edad.

El presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, monseñor Rubén Darío Salazar Gómez, uno de los tres cardenales con los que cuenta el país, es el único colombiano con posibilidades de remplazar al papa Benedicto XVI, quien renunció a su pontificado.

"Monseñor Castrillón y monseñor Rubiano Sáenz, por su edad, se consideran cardenales eméritos, pero no pueden participar en el consistorio que elige al nuevo papa", afirmó este lunes una portavoz del Episcopado Colombiano.

Salazar Gómez nació el 22 de septiembre de 1942 en Bogotá y a lo largo su carrera eclesiástica ha dirigido las sedes episcopales de las ciudades de Cúcuta, Barranquilla y actualmente es el arzobispo de Bogotá y primado de Colombia.

Precisamente Colombia estaba en la lista de países latinoamericanos a los que tenía previsto viajar Benedicto XVI este año 2013 y ahora, tras su renuncia, queda en el limbo esa esperada visita, pues el sumo pontífice dejará su cargo como jefe de la Iglesia a finales de febrero.

Colombia también está a la espera de la canonización de la religiosa Laura Montoya Upegui, prevista para el próximo 12 de mayo, fecha en la que se convertirá en la primera santa del país.

La religiosa fue beatificada en 2004 por Juan Pablo II y el 20 de diciembre del 2012 el papa Benedicto XVI autorizó su canonización tras aprobar el milagro de sanación de un médico antioqueño gracias a su intercesión.

Medios Asociados: 

Publicidad

PUBLICIDAD

COMENTARIOS

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.