A mi hijo lo mataron, insiste desconsolado padre del patrullero Jairo Díaz

Fiscalía buscará pruebas, más allá de la necropsia de Medicina Legal, para determinar si el uniformado sufrió un accidente o si hay detrás manos criminales.

La unidad de desaparición forzada de la Fiscalía, encargada del caso del patrullero Jairo Díaz, dijo que no es suficiente el dictamen de Medicina Legal para archivar el proceso.

Ayer, martes, el instituto forense concluyó que el uniformado murió de forma accidental tras sufrir un politraumatismo como consecuencia de una caída de altura.

Según el informe, el deceso de Díaz se produjo hace unos nueve días, justo cuando desapareció en los cerros orientales de Bogotá.

La familia del oficial cree, sin embargo, que pudo tratarse de un homicidio.


El cadáver de Jairo Díaz, de 24 años de edad, fue trasladado este miércoles a Palestina, Caldas, su pueblo natal, en medio de sendos honores por parte de la Policía.

Medios Asociados: 

Publicidad

PUBLICIDAD

COMENTARIOS

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.