Vetados los sombreros vueltiaos chinos en Colombia

Uno de los símbolos nacionales quedó protegido tras la denuncia de Noticias Caracol de la comercialización de más de un millón de copias a un precio más bajo.

El Ministerio de Comercio señaló que "es posible que en el futuro se haga lo mismo para proteger otros productos colombianos, amparados con denominación de origen, en circunstancias similares".

La decisión se tomó luego de que Noticias Caracol revelara el pasado 9 de enero que sombreros vueltiaos hechos en China estaban amenazando el sustento de los artesanos colombianos.

Mientras que el original se consigue en el país a un precio entre 100.000 y 130.000 pesos, los extranjeros se estaban comercializando en 10.000 pesos.

Las imitaciones, fabricadas por la empresa Fanlin Arts & Gifts Co. Ltda -compañía que lleva varios años dedicada al diseño de modelos de sombreros de diferentes culturas del mundo-, ingresaban a Colombia a un costo de US$0.55, es decir menos de $1.000, y eran de plástico.

La Superintendencia de Industria y Comercio, por su parte, adelanta una investigación con la que busca determinar si en el caso de estas imitaciones que ingresaron legalmente al país "existe competencia desleal, publicidad engañosa, violaciones de propiedad intelectual o violación al régimen de protección de los derechos de los consumidores".

El Ministerio de Comercio explicó que este producto entró a Colombia sin inconvenientes porque "los sombreros en general están incluidos en la categoría de libre importación, lo que significa que no están sujetos a vistos buenos de ninguna entidad estatal, ni tampoco se exige registro de importación ante el Ministerio para su ingreso al territorio aduanero colombiano".

Sin embargo, señaló que "la evidencia presentada en los últimos días indica claramente que en este caso hay un detrimento del trabajo de los artesanos y los resguardos indígenas".

En este sentido, agregó, "el Gobierno tiene un margen para actuar y tomar las medidas cautelares, tanto en el ingreso de estos productos al país, como en la identificación de los precios al mercado y en las atribuciones de origen que incluyen en sus etiquetas, todo ello para garantizar condiciones de competencia justas para nuestros artesanos".

Asimismo, el ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, le dijo a Noticias Caracol que ordenó a la Superintendencia de Industria "remover del mercado cualquier imitación que viole la propiedad intelectual que afecta la competencia de nuestros artesanos y, sobre todo, engaña al consumidor".

Recalcó que las manos que fabrican los tradicionales sombreros vueltiaos cuentan con las protecciones de la marca colectiva "sombrero vueltiao" y la denominación de origen "Tejeduría Zenú", a nombre del resguardo Indígena Zenú de San Andrés de Sotavento.

Díaz-Granados indicó que desde el 2008, el Ministerio y Artesanías de Colombia trabaja en un proyecto de implementación y uso de los derechos de propiedad intelectual de las artesanías emblemáticas del país "encaminado a estimular la aplicación de los derechos de propiedad intelectual a la artesanía colombiana como política de estado".

Aclaró que aunque este amparo no impide la producción de otro tipo de sombreros con otros materiales o por otros fabricantes, sí evita que otros utilicen la marca colectiva registrada o la denominación de origen sin la autorización de sus titulares.

Y es que el Congreso de la República declaró el sombrero vueltiao como símbolo cultural en el 2004 y muchas, sino es que todas las personalidades en el mundo que han visitado Colombia lo han usado y se lo han llevado como un recuerdo del país.

Bogotá

Medios Asociados: 

Publicidad

PUBLICIDAD

COMENTARIOS

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.