Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo notificaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Lucas Ocampos criticó la acción en la que fue víctima por parte de hincha del Rayo Vallecano

En el duelo entre Rayo Vallecano contra Sevilla, el jugador argentino Lucas Ocampos sufrió un acto denigrante por parte de un aficionado del conjunto local.

Lucas Ocampos en acción de juego con el Sevilla frente al Rayo Vallecano, por la Liga de España.
Lucas Ocampos en acción de juego con el Sevilla frente al Rayo Vallecano, por la Liga de España.
Diego Souto/Getty Images

Lucas Ocampos, jugador argentino delSevilla,criticó la acción de un aficionado del Rayo, que le metió un dedo en el trasero cuando iba a sacar de banda, y pidió que LaLiga "tome con seriedad" el gesto de ese "tonto", porque "si ocurre en el fútbol femenino sabemos lo que puede llegar a pasar".

"Ojalá que la Liga tome con seriedad esto, como hace con el racismo. Siempre hay un tonto. Ojalá que no pase más porque si ocurre en el fútbol femenino sabemos lo que puede llegar a pasar. Me contuve porque tengo dos hijas, pero esperemos que la Liga tome represalias y que un tonto no manche a la afición del Rayo", dijo Ocampos, en declaraciones a 'Dazn', luego del compromiso que se efectuó en el estadio de Vallecas.

El Sevilla, con dos goles del marroquí Youssef En-Nesyri, se llevó el triunfo de Vallecas contra el Rayo Vallecano (1-2). En el conjunto madrileño fue suplente el delantero colombiano, Falcao García.

"Fue un partido muy exigente, muy complicado, en una cancha siempre difícil. Estoy contento por la victoria y por sumar tres puntos que necesitábamos", concluyó Lucas Ocampos.

Publicidad

Aquí el momento de la acción repudiable por parte del hincha del Rayo Vallecano:

Publicidad

Así fue el desarrollo del partido:

El Sevilla, con dos goles del marroquí Youssef En-Nesyri en la primera parte, puso fin este lunes a una racha de cinco partidos sin ganar que le permite tomar aire en la clasificación y prolonga las dudas del Rayo, que sigue sin celebrar un triunfo en su estadio desde hace casi cinco meses, desde el 15 de septiembre de 2023.

El Rayo, herido tras la cruel derrota frente al Atlético de Madrid en el tiempo añadido, se presentó de nuevo ante su afición dispuesto a olvidar sus penas y, sobre todo, tratar de brindar a su gente un triunfo que se le sigue resistiendo jornada tras jornada en Vallecas.

Enfrente tuvo al Sevilla, que llegó a Vallecas ahogado en la clasificación, con un clima social enrarecido por los malos resultados y con la importante baja de Sergio Ramos por sanción. Sin embargo, el regreso de Youssef En-Nesyri al ataque tras disputar con Marruecos la Copa África hizo sonreír de nuevo al conjunto hispalense.

Publicidad

El equipo madrileño dio la sensación de empezar con una marcha más que el Sevilla, que, hasta que se acomodó sobre el césped, sufrió un poco. Cuando se aclimató al partido y al calor en contra de la grada, su juego mejoró y su primer aviso llegó a los 17 minutos, cuando Isaac Romero controló un balón ante la carrera de Aridane y, en su intento por regatear a Stole Dimitrievski, se le fue largo el esférico.

A la segunda el Sevilla no falló. Isaac Romero, en una jugada rápida, intentó meter un balón al costado izquierdo, tocó en Aridane el balón y ese rechace le llegó a En-Nesyri, que con la zurda batió por bajo al arquero macedonio.

Publicidad

Lucas Ocampos en acción de juego con el Sevilla frente al Rayo Vallecano, por la Liga de España.
Lucas Ocampos en acción de juego con el Sevilla frente al Rayo Vallecano, por la Liga de España.
Diego Souto/Getty Images

El Rayo no se vino abajo y diez minutos después logró la igualada por medio de Isi Palazón, que se adelantó al argentino Marcos Acuña para rematar en el corazón del área un balón centrado desde la izquierda por 'Pacha' Espino.

El descanso le vino bien al Rayo, que salió con energías renovadas y en los quince primeros minutos tras la reanudación encadenó tres ocasiones muy claras en jugadas de Pep Chavarría, Sergio Camello e Isi Palazón, que se inventó una acción individual que acabó con un disparo potente dentro del área que despejó con mucho acierto Ørjan Nyland.

Esas ocasiones fueron el reflejo de lo que partido tras partido le cuesta marcar al Rayo. Desesperado, su técnico, Francisco Rodríguez, que vio el encuentro desde la grada por una sanción, llamó a Raúl de Tomás, pero el madrileño siguió negado con el gol y volvió a marcharse de vacío.

Publicidad

También se marchó sin celebrar un tanto de Vallecas Isaac Romero, que en el minuto 72 agarró un balón en el centro, lo condujo hasta la frontal y sacó un disparo cruzado que se marchó fuera, todo lo contrario que le pasó a su compañero, Tomás Ocampos, que estrelló poco después un disparo en un poste.

Hasta el final el Rayo lo intentó con todo aunque los nervios y la ansiedad por el paso de los minutos derivó en fallos de concentración y circulación, algo que aprovechó el Sevilla para hacer daño a la contra y agotar físicamente a su rival.

Publicidad

Con este resultado, el Sevilla puso fin a una racha de cinco partidos sin ganar y se sitúa decimoquinto con veinte puntos, tres por encima del descenso.

  • Publicidad