Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Active las notificaciones para estar siempre informado del deporte nacional e internacional con Caracol Sports.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

AFP
Fraser-Pryce, atleta de Jamaica, en el Mundial de Atletismo
AFP

Más que correr y ganar medallas: la historia de Fraser-Pryce, campeona en el Mundial de Atletismo

La deportista jamaicana no ha tenido una vida fácil y, por eso, tiene un propósito más grande que solo conseguir títulos.

La jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce, flamante ganadora el pasado domingo de su quinto título mundial de 100 metros en Eugene-2022 , pretende dejar una profunda marca más allá de la pista, en beneficio de los jóvenes y mujeres, tras haberse criado en un barrio problemático de Kingston.

Un tiempo atrás, esta velocista de 35 años creó la Fundación Pocket Rocket, que toma el nombre de su apodo: 'Cohete de bolsillo'.

La fundación de Fraser Pryce, de 1,52 m de altura, recoge donaciones y recauda fondos para conceder becas a estudiantes de secundaria de entre 12 y 18 años.

"En la actualidad, un total de 55 estudiantes-atletas (29 chicas, 26 chicos) de 22 escuelas diferentes y 11 deportes distintos han recibido becas académicas", según detalla el sitio web de la fundación.

Publicidad

Para Fraser-Pryce, el deporte fue clave durante su infancia en Waterhouse, un gueto de Kingston donde reina la violencia, de la que fue víctima uno de sus primos.

AFP
Fraser-Pryce, atleta de Jamaica en el Mundial de Atletismo 2022
AFP

Una madre


Extraordinariamente longeva, Fraser-Pryce no ha perdido un punto de velocidad desde que regresó al atletismo tras dar a luz a su hijo Zyon en 2017.

Publicidad

"Mi motivación es más fuerte que antes. Es duro para las chicas. Nos da mucho miedo formar una familia, la gente piensa que nunca se puede volver después de un embarazo", explicó la jamaicana en julio de 2021.

"Era importante que este regreso fuera un éxito para demostrarme a mí misma y a otros que es posible superar las barreras", afirmó. "Y estoy contenta de haberme tomado este tiempo, esta pausa, después de 11 años de competición de alto nivel, que es mentalmente agotador".

Embajadora de UNICEF, la jamaicana hace campaña también para mejorar las condiciones de los partos en Jamaica y la información sobre la lactancia materna.

Su fortaleza mental se debe probablemente a su madre Maxine, una ex atleta que crió sola a Fraser-Pryce y sus dos hermanos. "Tienes talento, sal ahí fuera y úsalo", le dijo una vez.

Publicidad

Activista por derechos de las mujeres


Fraser-Pryce también se involucró en campañas por los derechos de las mujeres en el deporte.

A principios de 2022, fue una de las 13 deportistas, entre las cuales estaba también Serena Williams, que recibieron 1,3 millones de dólares del gigante Nike (100.000 dólares cada una) para destinarlos a una fundación que promueve la inclusión de las mujeres en el deporte.

Publicidad

Hace unos años Nike fue objeto de críticas por la denuncia pública de la velocista estadounidense Allyson Felix de que rebajaba significativamente los contratos de las atletas embarazadas.

"Sé que las marcas de zapatillas, cuando las mujeres llegan a cierta edad, quieren disminuir los contratos. Estoy contenta de demostrar que las mujeres (al final de su carrera) siguen cumpliendo", afirmó una orgullosa Fraser-Pryce el domingo.

AFP
Fraser-Pryce, atleta en el Mundial de 2022
AFP

Una atleta de excepción


Todavía en lo alto de los podios 14 años después de su primer oro olímpico, la jamaicana permaneció durante mucho tiempo bajo la imponente sombra de su compatriota Usain Bolt.

Con 20 medallas internacionales en total (12 mundiales, 8 olímpicas), la única zona oscura de su carrera sigue siendo una suspensión de seis meses que recibió en 2010 por un positivo por el opioide oxicodona.

Publicidad

Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva. Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva.

Publicidad