Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo notificaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

¿Quién es Camilo Charria, exjugador de Santa Fe y Tigres, arrestado por hurto en Estados Unidos?

Desde la semana pasada trascendió una noticia desde Doral, en La Florida (EE.UU), relacionada con la captura de una banda de apartamenteros que integraba Camilo Charria.

Camilo Charria, jugador de Tigres.
Camilo Charria, jugador de Tigres.

Este fin de semana en las canchas en las que entrenan los nuevos talentos o en las que se juegan los campeonatos formativos en el fútbol de Bogotá uno de los temas entre técnicos y padres de familia tuvo que ver con la captura por hurto de Camilo Andrés Charria Cardona en Estados Unidos.Este delantero nacido en la capital de la República en algún momento ilusionó con ser una figura del fútbol colombiano, pero después de agotar posibilidades en el balompié nacional, terminó involucrado en temas de delincuencia en La Florida.

¿Pero quién es Camilo Andrés Charria Cardona? Nació el 22 de abril de 1999, tiene 24 años, su recorrido futbolístico inició cuando siendo un niño llegó a una reconocida escuela como la de Real Academia Maracaneiros, que participa y es protagonista en los torneos que organiza en la Liga de Fútbol de Bogotá. Poco a poco comenzó a mostrar su talento, a destacarse y llamando la atención de propios y extraños.

"Camilo venía del sector de La Candelaria, se le notaba que era un 'peladito' que venía de las canchas de micro, el fútbol de barrio, por eso desde ese entonces era macho, frentero y así se ganó sus espacios. Creo que vivía con su papá y su mamá, unas personas normales", le dijo a Gol Caracol una fuente consultada que lo recibió y que lo vio formarse y dar los primeros pasos.

Por su parte, uno de sus compañeros en esos primeros años detrás de un balón y echando sueños a volar, agregó que "Camilo tenía ímpetu para jugar futbol, 'ponía huevos'. Además era técnico y calidoso, con capacidad para hacer goles desde cualquier parte del campo. En lo deportivo marcó diferencia y por algo alcanzó a debutar en el futbol profesional colombiano".

Publicidad

Fue tan destacado que también lo vieron y le hicieron seguimientos los entrenadores de la Selección Bogotá, donde fue convocado por el profesor Ramón Montaño a la Sub-17 en la que también jugaron futbolistas que hoy están en el profesionalismo como Juan Pedroza (Al-Okhdood de Arabia), Juanito Moreno (Millonarios), Sebastián Navarro (Fortaleza) y Mateo Castaño (exEquidad y ahora en Patriotas), entre otros.

Tras marcar 13 goles en el torneo nacional de la categoría y de ser sub-campeón con el seleccionado bogotano, a Charria se le abrieron las puertas de Santa Fe, donde hizo parte de la categoría Sub-20 y posteriormente hasta llegar al profesionalismo. En su corta historia con los 'cardenales', hizo parte del partido de homenaje a Ronaldinho en El Campín y allí le anotó gol a René Higuita, que hizo parte de un equipo de juveniles y glorias de Nacional que se presentó para cumplir con esa exhibición. Además, le marcó gol a Unión Magdalena, en Santa Marta, en un duelo que terminó 3-1 a favor de los samarios.

Publicidad

"Ese muchacho Camilo Charria tiraba buenas diagonales, movimientos para quedar en línea de gol, era fuerte, trataba de aguantar bien el balón. Era interesante, algunos en divisiones menores de Santa Fe lo comparaban con Wilder Medina. Pero al final se fue a Tigres, allá estuvo un tiempo y después no se volvió a saber de él", dijo otra fuente que lo conoció en su tiempo defendiendo los colores de los santafereños.

Precisamente fue en Tigres en donde se tuvo la última referencia del atacante bogotano en el fútbol profesional. Allí lo dirigió el joven entrenador Óscar Morera y aunque mostró sus dotes, también en el equipo del ascenso se dice que era indisciplinado, con algunos conflictos con sus compañeros y que por esa razón no logró ser titular absoluto o estabilizar para tener trascendencia.

"Ahí ya parecía estar mal rodeado, con malas amistades, también frecuentaba sitios de rumba en Bogotá a donde van futbolistas, algunos de ellos que no llegaron a la profesional, se quedaron a mitad de camino. Según cuentan sus antiguos compañeros, en varias ocasiones pagaba cuentas y pedía del licor más costoso. Incluso, en la foto de la Policía de Estados Unidos estaba a su lado, un muchacho morenito con la que se la pasaba siempre, desde que estaba en Selección Bogotá y Real Maracaneiros", afirmaron personas que lo conocían en charla con este portal.

Camilo Charria
Camilo Charria, primero de izquierda a derecha (camiseta blanca) - Foto: Instagram Doral Police Department

De esa forma, Camilo Andrés Charria Cardona pasó de ser una promesa y un proyecto de figura en el fútbol colombiano a convertirse en un preso en territorio estadounidense, en donde hacía parte de una banda de apartamenteros y ahora esperará el juicio y la condena.

Publicidad

  • Publicidad