Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Active las notificaciones para estar siempre informado del deporte nacional e internacional con Caracol Sports.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Getty Images
Jonas vingegaard, Sepp Kuss y Primoz Roglic, del Jumbo Visma, en la Vuelta a España 2023
Getty Images

Jonas Vingegaard, Sepp Kuss y Primoz Roglic están cerca de quedarse sin su principal patrocinador

A pesar de los éxitos en la temporada 2023, la marca de supermercados neerlandesa Jumbo estaría muy cerca de no seguir patrocinando a su equipo de ciclismo.

El equipo ciclista Team Jumbo-Visma ha demostrado un dominio aplastante esta temporada al adjudicarse Giro de Italia, el Tour de Francia y la Vuelta a España, un gesta histórica que, sin embargo, pone fin a la aventura de un negocio familiar de supermercados a partir de las cenizas del Rabobank.

Nunca antes un mismo equipo había ganado las tres “grandes” el mismo año, como ha hecho Jumbo-Visma en 2023 con el esloveno Primoz Roglic, el danés Jonas Vingegaard y el estadounidense Sepp Kuss.

Además, los tres han completado el podio de esta edición de la Vuelta, algo que solo había conseguido en 1966 el KAS, con los españoles Francisco Gabica, Eusebio Vélez y Carlos Echeverría.

Publicidad

Los aficionados al deporte conocen bien a los corredores del Jumbo, pero mucho más extraños para el gran público resultan nombres como Karel van Eerd o su hijo Frits van Eerd, artífices del éxito empresarial del principal patrocinador.

/Getty Images,
Presentación de equipos del Tour de Francia.
/Getty Images,

Publicidad

El primero, fallecido en 2022 a los 84 años, era el padre del proyecto: un empresario de una familia vinculada a la alimentación que en 1984 compró un negocio de supermercados de la ciudad neerlandesa de Tilburg con un elefante como emblema, Jumbo, y lo transformó en un emporio.

El segundo, su hijo, fue durante décadas el brazo ejecutor de la estrategia de su padre, hasta que el año pasado cayó en desgracia.

La empresa

El negocio tiene por filosofía “convertir a los clientes en fans”, se basa en un esquema de precios baratos sin ofertas -como la estadounidense Walmart- y apuesta por la innovación.

Este año, por ejemplo, pretende abrir en 200 establecimientos “cajas lentas” donde las personas que se sientan solas, especialmente mayores, puedan charlar un rato con los dependientes mientras abonan sus compras.

Publicidad

Jumbo ha crecido vertiginosamente hasta convertirse en la segunda cadena de alimentación de Países Bajos, con un 22 por ciento de cuota de mercado en 2022 y 762 supermercados, más otros 27 en la vecina Bélgica, 69 restaurantes y otras líneas de negocio como tiendas de golf.

A medida que el negocio prosperaba, Jumbo se introdujo en los patrocinios deportivos, asociándose a conceptos como la comida sana y el bienestar. Destina unos 20 millones de euros al año en los equipos ciclistas masculino, femenino y juvenil, pero también en patinaje sobre hielo, hockey, motor o al PSV Eindhoven.

Publicidad

El holding tiene una plantilla de 41.000 empleados sin contar sus franquicias y en 2022 facturó 10.276 millones de euros.

AFP
Equipo del Jumbo Visma confirmado para el Tour de Francia 2023
AFP

El equipo

El 2013 fue clave en la estrategia de patrocinios de Jumbo, pues la marca se asoció a un piloto de karts de 15 años que hoy es doble campeón del mundo de Fórmula 1: Max Verstappen.

Pero algo sacudía mientras tanto el deporte holandés.

Publicidad

Tras abundantes escándalos relacionados con el dopaje, el Rabobank abandonó el patrocinio del emblemático equipo ciclista en el que corrieron Michael Rasmussen, Denis Menchov, Óscar Freire, Luis León Sánchez y casi todos los neerlandeses de la época, como Bauke Mollema, Michael Boogerd o Erik Dekker.

La formación neerlandesa temblaba. Arrancó el 2013 sin patrocinador, luciendo la marca “Blanco” en el maillot, pero a mitad de año entró al rescate la tecnológica estadounidense Belkin, un parche hasta que en 2015 desembarcaron en la escudería la lotería nacional holandesa y la cadena de supermercados.

Publicidad

Nacía el Lotto-Jumbo, con un presupuesto de entre 15 y 17 millones de euros.

El éxito

Los resultados no tardaron en llegar, gracias a Roglic y al neerlandés Dylan Groenewegen, y en 2019 el Lotto-Jumbo cambió de nombre.

Lotto desapareció del binomio, Jumbo se convirtió en patrocinador líder y apareció una empresa noruega de software que quería abrir mercado más allá de los países nórdicos. El resultado fue el Jumbo-Visma, que ese año firmó a dos perlas, el belga Wout van Aert y el noruego Vingegaard.

AFP
Jonas Vingegaard y Wout van Aert, corredores del Jumbo Visma
AFP

Publicidad

Además de dinero, Visma aporta a la escuadra innovaciones como un sistema de inteligencia artificial para estructurar la nutrición de los corredores.

La compañía estima que durante el Tour de Francia de 2022, el primero de Vingegaard, su logo fue visto por 150 millones de telespectadores y por otras 650 millones de personas en redes sociales. Ese año, Visma facturó 2.100 millones de euros, un 19 % más que en 2021.

Publicidad

No hay datos oficiales, pero webs especializadas o medios como el diario 'L’Equipe' estiman que el presupuesto anual del Jumbo-Visma ronda los 25-30 millones de euros, con lo que sería el tercero del pelotón tras los 43-50 millones del Ineos y los 35 millones del UEA.

Los socios

Además de Jumbo y Visma, y entre otras muchas marcas como Skoda o Hema, el equipo cuenta con patrocinadores secundarios como el fabricante canadiense de bicicletas Cervélo.

También con la “start up” alemana de entrega de comida a domicilio Gorillas, que tenía un acuerdo con el equipo desde 2022 hasta 2024 pero que ha dejado de abonar el patrocinio tras ser absorbida por su competidora turca Getir en diciembre del año pasado.

Ha dejado un agujero de 5 millones de euros para 2023-2024 en un equipo que tiene contrato con Roglic hasta 2025, con Van Aert hasta 2026 y con Vingegaard hasta 2027.

Publicidad

Los problemas

La retirada de Gorillas es sólo una de las amenazas que acechan al equipo.

Hace seis meses, el grupo de supermercados Jumbo sacrificó a su máximo ejecutivo, Frits van Eerd, el hijo del fundador.

Publicidad

Su cabeza rodó después de que la policía registrara su casa y le detuviera durante una semana en septiembre de 2022, semanas antes de la muerte de su padre, en una investigación por presunto blanqueo de dinero relacionado con transacciones inmobiliarias, compraventa de automóviles, depósitos en efectivo y patrocinio de motocross.

La empresa no se vio directamente implicada, pero encargó una investigación propia a KPMG que ha detectado “vulnerabilidades”, por lo que Jumbo ha retirado sus patrocinios de los deportes de motor. Entre otros, dejará de estar asociada a Verstappen a partir de 2024.

Getty Images
Max Verstappen y Christian Horner durante prácticas del GP de Japón.
Getty Images

Medio año después del escándalo, la compañía ascendió a consejero delegado a Ton van Veen, que opera bajo la supervisión de Colette Cloosterman-van Eerd, hermana del caído Frits. Y el nuevo gestor de Jumbo tiene nuevos planes.

Publicidad

“El contrato de patrocinio de Jumbo-Visma se extiende hasta finales de 2024, pero ya he dicho que estamos dispuestos a dar un paso atrás si aparece un actor internacional importante que esté dispuesto a pagar más. Por lo tanto, es posible que dejemos de ser patrocinadores principales antes”, ha declarado esta semana Van Veen al diario belga HLN.

“El equipo ciclista ha tenido mucho éxito a nivel mundial con talentos internacionales, mientras que nosotros seguimos siendo un supermercado holandés, con una sucursal belga", razonaba directivo, que se plantea ahora trasladar esos fondos a áreas como “la salud y la sostenibilidad”.

Publicidad

Entre tanto, el todavía Jumbo-Visma ha tenido que lidiar con otras noticias desagradables, como con la suspensión cautelar de su corredor alemán Michel Hessmann, de 22 años, tras dar positivo el 14 de junio por un enmascarante prohibido, o las acusaciones de “dopaje mecánico” vertidas -sin pruebas- por el exciclista, exdirector y comentarista deportivo francés Jérôme Pineau.

Él sospecha de todo el equipo, pero en particular de Sepp Kuss, un gregario de 29 años que este año ha despuntado en la Vuelta. Pineau desconfía de una aceleración en la decimotercera etapa de la Vuelta, en el Tourmalet, donde subía “10 kms/h más rápido que el grupo”.

“Dan cuatro pedaladas y avanzan 10 metros. ¿Cómo lo hacen?”, lanzaba el francés.

El equipo ha tratado el comentario como un delirio, asegurando que las bicicletas pasan controles y que su éxito se basa en un “sistema de nutrición muy sofisticado y en los entrenamientos en altitud”, y el corredor ha contestado que “en la tele no se ve desde dónde sopla el viento” ni “qué pendiente hay”.

Publicidad

AFP
Sepp Kuss (Jumbo Visma), campeón de la Vuelta a España 2023
AFP

Arabia Saudí

Ahora se sospecha que el futuro financiero del todavía Jumbo-Visma podría pasar por Arabia Saudí, pues según la cabecera neerlandesa Wielerflits, Riad negocia su entrada al equipo holandés en 2024 con la marca NEOM City, una futura mega urbe de 26.500 kilómetros cuadrados (más de la mitad de la superficie de Países Bajos).

Publicidad

El director del Jumbo-Visma, Richard Plugge, que llegó al equipo en 2013 tras la marcha del Rabobank, ha tildado de “interesante” la posibilidad de asociarse con inversores saudíes, siguiendo el camino de otros equipos financiados con petrodólares como el UAE Emirates y Bahrain Victorious.

“Estamos en discusiones serias con varias partes internacionales, pero no hay nada concreto aún”, decía Plugge en una entrevista con la prensa flamenca antes de que arrancara la Vuelta a España, esa en la que el Jumbo-Visma se ha adueñado del podio.

Relacionados Ciclismo Internacional
Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva. Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva.

Publicidad