Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo notificaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Neymar Jr y su historial con las lesiones, que lo han perturbado a lo largo de toda su carrera

El pasado martes, Neymar Jr sufrió una ruptura de su ligamento cruzado anterior, que lo alejará de los terrenos de juego como mínimo unos siete meses. ¡Infortunio para el '10'!

Lesión de Neymar Jr. frente a Uruguay.
Lesión de Neymar Jr. frente a Uruguay.
/Getty Images

Una rotura del ligamento cruzado anterior y de menisco en la rodilla izquierda tendrá de baja al atacante brasileño Neymar Jr. por un periodo de entre 7 y 10 meses, infortunio físico que se suma a los que ha sufrido de forma recurrente a lo largo de los últimos años.

Desde que salió del Barcelona en el verano de 2017 son 746 los días que ha estado lesionado, según datos de BeSoccer. Una cifra considerable que lo será aún más tras el percance reciente que sufrió producto de una torsión en la rodilla en una jugada fortuita al final del primer tiempo del partido de las eliminatorias sudamericanas del Mundial 2026 que midió a la "canarinha" contra Uruguay.

Esas ausencias las ha notado su selección, pero especialmente el París Saint-Germain. El club en el que se encontraba hasta que este verano puso rumbo al Al-Hilal de Arabia Saudí solo pudo disfrutar de él en 173 encuentros en seis años, menos de los que jugó en el Barcelona en cuatro (186).

A las cifras de enfrentamientos con el cuadro galo hay que sumarle 52 actuaciones más en el total de este periodo hasta llegar a las 225; 5 con su actual entidad y 47 con el combinado nacional. En ellas anotó 146 goles y repartió un total de 96 asistencias.

Publicidad

Esos registros contrastan con todo lo vivido anteriormente en su trayectoria, cuando acumuló 490 partidos en los que transformó 219 tantos y entregó a sus compañeros 110. Pese a ello ya entonces no se libraba de pasar por la enfermería, en la que estuvo 147 días.

La cabeza, la espalda, las costillas, el estómago, la cadera, la ingle, el muslo, el gemelo, el pie... Neymar se ha dañado en mayor o menor medida casi todas las partes de su cuerpo, pero ninguna de ellas le ha causado tantos disgustos como los tobillos en general y el derecho en particular.

Publicidad

Habituado al regate y a la velocidad como dos de las principales armas de su juego eléctrico y desequilibrante, esa articulación es una de las más expuestas a los malos apoyos o a las entradas de los rivales en su afán por frenarle. Eso se ha reflejado en 484 días de parón y 8 lesiones diferentes, la más reciente sufrida en febrero de 2023 que le mantuvo varios meses sin pisar un rectángulo de juego y le impidió despedirse del PSG sobre el verde.

Le seguirían en cantidad los días de baja como consecuencia de sus rodillas contando el periodo estimado actual de ausencia (235), las bajas debidas a los muslos (118), las causadas por la ingle (87), las derivadas de falta de ritmo, enfermedades o heridas (80) y las que le han generado los pies (57).

Neymar saliendo en camilla en el partido contra Uruguay.
Neymar saliendo en camilla en el partido contra Uruguay.
Foto: AFP

En lo que se refiere al resto, una lesión tuvo más repercusión mediática que las demás. Fue la sufrida en la espalda por una entrada de Juan Camilo Zúñiga en el encuentro de cuartos de final del Mundial de Brasil 2014 contra Colombia. Tardó en recuperarse un total de 45 días.

El balance es pues desolador para Neymar Jr., quien a sus 31 años tendrá que sobreponerse a un percance que parece más grave que los anteriores. "Un momento muy triste, el peor", según ha descrito el propio futbolista en un comentario que publicó en su cuenta en Instagram.

Publicidad

"Sé que soy fuerte pero en esta ocasión voy a necesitar aún más de los míos (familia y amigos). No es fácil pasar por una lesión y una cirugía, pero imaginen lo que es pasar por todo eso de nuevo cuatro meses después de haberme recuperado. Tengo fe, incluso demasiada. Pero la fuerza la dejo en las manos de Dios, para que él pueda renovar las mías. Gracias por los mensajes de apoyo y de cariño", añadió pensando en lo que viene.

  • Publicidad