Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Active las notificaciones para estar siempre informado del deporte nacional e internacional con Caracol Sports.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

AFP
Acción de carrera del MotoGP de Japón, que dejó a Jorge Martín como ganador
AFP

MotoGP: así fue el declive de los constructores japoneses en la máxima categoría del motociclismo

A pesar de dominar por décadas la máxima categoría del motociclismo internacional, los constructores japoneses empezaron a quedarse rezagados en MotoGP.

Dominadores durante décadas en MotoGP, los constructores japoneses se ven ahora superados por las marcas europeas y especialmente por Ducati, que va a lograr su segundo título mundial consecutivo de pilotos el domingo en Valencia.

Desde 1974, en 500 cm3 y después MotGP, las motos japonesas sólo habían visto escaparse los títulos de 2007, ganado por el australiano Casey Stoner con Ducati, y de 2022, logrado por el italiano Francesco Bagnaia, que apunta a renovar su corona este fin de semana, también con Ducati.

La marca italiana, también dominadora en SuperBike, va a conseguir asimismo la corona mundial de constructores por cuarto año consecutivo, prueba de este profundo cambio.

Publicidad


En 2023, Honda y Yamaha, los dos constructores japoneses todavía presentes en el paddock de MotoGP tras la salida de Suzuki a finales de 2022, se han visto superadas por las tres marcas europeas, Ducati, KTM y Aprilia.

Varios factores explican esta situación, pero la principal son las diferentes formas de trabajar y de mentalidad entre japoneses y europeos.

Publicidad

"He trabajado durante 40 años con los japoneses. En Japón, siempre hay tendencia a probar y volver a probar las novedades. Antes de que se conviertan en evoluciones pasa mucho tiempo", explica a la agencia 'AFP' Hervé Poncharal, jefe del equipo Tech 3, afiliado a KTM desde 2019.

Getty Images
Marc Márquez durante el MotoGP de Tailandia.
Getty Images

"El proceso de validación es casi tan largo como para la producción en masa. Los japoneses tienen tendencia a pensar de la misma manera para la carrera y para la producción en masa. En Europa, cuando los servicios de carrera dan con una mejora validada por los equipos de prueba, se lanzan", añadió el francés.

Frente a los europeos, los ingenieros japoneses son poco amigos de correr riesgos, una postura que pagan ahora en una carrera desbocada por las mejoras que Ducati domina ampliamente.

Publicidad

- "Demasiado conservadores" -

"Los japoneses trabajan bien pero todavía son demasiado conservadores y si antes eso no les impedía ganar, ya no es el caso. Ducati ha sido el primer constructor en acercarse a los límites del reglamento y ahora son muy rápidos. KTM trabaja muy bien y Aprilia hace un gran trabajo con menos medios que los otros", explicó a 'AFP' Maio Meregalli, director del equipo Yamaha.

"Los constructores europeos arriesgan más, tardan menos en fabricar las piezas y cuando no funcionan, las quitan enseguida. Los ingenieros japoneses prefieren probar, volver a probar, intentarlo de nuevo y ahí es donde se pierde tiempo", confirmó a 'AFP' el francés Fabio Quartararo, campeón del mundo en 2021 con Yahama y ahora en dificultades.

Publicidad

La marca nipona, sin embargo, ha tomado nota del problema y acaba de modificar su funcionamiento para impedir que la brecha con los europeos aumente.

Getty Images
Fabio Quartararo, motociclista francés de MotoGP.
Getty Images

"Desde hace un año, hemos empezado a trabajar con ingenieros europeos en Europa. En Japón, han empezado a comprender que las mentalidades habían cambiado y que había que reaccionar rápido", añade Meregalli.

"Hemos tomado esta dirección y empezamos a ver que podemos conseguir piezas más rápidamente. Pero es un proceso que necesita tiempo, así que habrá que esperar todavía para ver los resultados positivos de esta política", aseguró.

Publicidad

Honda, primer constructor mundial de motos, todavía no está ahí y no deja de perder terreno, hasta el punto que el español Marc Márquez, seis veces campeón del mundo de MotoGP, ha decidido marcharse antes del fin de su contrato para unirse a Ducati en 2024 .

Para ayudar a los japoneses, los equipos de MotoGP debaten sobre las concesiones que se les podrían hacer, es decir, ventajas para reducir su retraso como más días de ensayos o disponer de más neumáticos, entre otras.

Publicidad

A la espera de esta decisión, las marcas niponas lo fían todo a sus mejores pilotos para limitar los daños, lo que logran a veces ya que Honda ganó el Gran Premio de Estados Unidos en abril con el español Álex Rins, mientras que Yamaha subió a tres podios gracias a Quartararo.

"Hay muchos factores que influyen así que es difícil decir qué provoca esta situación. Los japoneses están en dificultades pero no se puede decir que estén desahuciados, sólo son unas décimas, no es algo eliminatorio", concluyó Poncharal.

Relacionados MotoGP
Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva. Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva.

Publicidad