Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Active las notificaciones para estar siempre informado del deporte nacional e internacional con Caracol Sports.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Getty Images
Pelotón de ciclista durante el Tour de Luxemburgo 2023.
Getty Images

¿Una Superliga de ciclismo? los equipos buscan una solución al modelo económico del deporte

Los directores deportivos de equipos del World Tour no descartan la creación de una Superliga. Sin embargo, tal tarea no parece ser nada fácil.

Proyecto de Superliga, ruptura de contratos "como en el fútbol", fusión abortada entre mastodontes: el ciclismo se interroga más que nunca sobre su modelo económico imperfecto, que contrasta con la profesionalización cada vez más acusada del pelotón.

Mientras la temporada ciclista va poco a poco ganando en intensidad, el mundo del ciclismo se recupera de un "invierno agitado", resume Cédric Vasseur, mánager del equipo Cofidis.

En primer lugar el proyecto de fusión entre dos de las formaciones más poderosas, el equipo neerlandés Jumbo-Visma -convertido bajo su nueva denominación en Visma Lease a Bike- y el belga Soudal-Quick Step, que mantuvo en vilo al pelotón antes de que las negociaciones se rompiesen para alivio en primer lugar de aquellos que hubieran perdido su empleo.

Aún en estado de shock, el traspaso de Cian Uijtdebroeks, en contra de las normas tradicionales en el ciclismo, rompiendo su contrato con el equipo alemán Bora-Hansgrohe para unirse al Visma-Lease a Bike, volvió a hacer enarcar las cejas a más de uno.

Publicidad

"Sobre los traspasos, yo estoy en contra, no tengo ganas de que nos parezcamos al fútbol", estimó Marc Madiot, patrón de la formación Groupama-FDJ.

Por último, entre bastidores, otro proyecto agita la pecera, el de la creación de una 'Superliga', un asunto recurrente que se adaptaría a los tiempos actuales con la denominación de 'One Cycling'.

Publicidad

La idea, apoyada por varios equipos de élite, consistiría en diseñar un nuevo modelo económico con una reestucturación del calendario, una redistribución de los derechos de televisión y una mano tendida a nuevos inversores.

Getty Images
Pelotón de ciclistas durante prueba.
Getty Images

"Tendremos un problema"

Según medios británicos, después del fútbol, el golf y la Fórmula 1, el fondo soberano saudita (PIF) estaría siguiendo de cerca el nicho del ciclismo.

Pero los obstáculos son aún numerosos ya que todo proyecto de reforma, además de recibir el aval de la Unión Ciclista Internacional (UCI), corre el riesgo de encontrarse con la oposición de las carreras ciclistas, comenzando con el todopoderoso organizador del Tour de Francia, Amaury Sport Organisation (ASO).

"Pero el mundo está cambiando y nuestros adversarios no son los otros equipos o los organizadores de carreras, son el fútbol, el rugby, la NFL o la Fórmula 1. Si no hacemos nada tendremos un problema", proclama Richard Plugge, director del Visma-Lease a Bike y presidente de la Asociación de Equipos Profesionales (AIGCP).

Publicidad

Según Plugge, los brillos del ciclismo, en un momento deportivo histórico con corredores como Tadej Pogacar o Mathieu van der Poel, esconden una trastienda más sombría.

"Por una parte, el ciclismo se halla en buen estado como demuestra la llegada de nuevos patrocinadores", afirma, mientras Décathlon, Lidl, y más recientemente Red Bull han decidido invertir en los equipos World Tour. "Pero por otro lado, un gran número de organizadores y equipos están en peligro", añade Plugge.

Publicidad

Que el Jumbo-Visma haya "rozado la bancarrota" después de haber ganado las tres grandes vueltas en 2023 dice mucho", apoya Jonathan Vaughters, patrón del equipo estadounidense EF Education, quien también milita por un "cambio profundo".

La especificidad del ciclismo no es nueva; la de un deporte en el que los equipos no sólo se ven privados de los ingresos por venta de entradas, sino que los derechos de televisión van al bolsillo de los organizadores, lo que los hace totalmente dependientes de los patrocinadores.

"Multimillonarios y emires"

"El modelo de negocio no es el mejor porque pone realmente en dificultades de forma recurrente a las estructuras. Si el patrocinador decide cambiar de filosofía, el equipo desaparece", apunta Cédric Vasseur.

ASO se ve a menudo en el centro de los recelos de los equipos, que la acusan de monopolizar la 'gallina de los huevos de oro'. Pero las dificultades económicas de los equipos se deben también a la inflación de los presupuestos y de los salarios.

Publicidad

"El sistema no puede perdurar así porque habrá muchos equipos que desaparecerán", previene Vasseur.

En la misma línea, Marc Madiot aboga por la instauración de un "salary cap", un tope salarial para evitar un "ciclismo a dos velocidades". Con, por un lado equipos como el suyo -"séptimo en la clasificación UCI en 2023 y primero detrás de los multimillonarios y los emires". Y, por el otro, estructuras apoyadas por un mecenas o un estado como el UAE Emirates, en el que Tadej Pogacar, el ciclista mejor pagado del planeta, cobra 7 millones de euros al año (7,5 millones de dólares).

Publicidad

"En Italia ya no hay equipo World Team. E incluso en los alto de la pirámide, los grandes llegan a querer asociarse. Eso quiere decir que el sistema (...) descansa sobre arena", insiste Madiot, quien espera "mucho de la UCI en ese campo", o "seremos llevados a la desaparición".

Relacionados Ciclismo Internacional
Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva. Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva.

Publicidad