Llueven críticas a Lula da Silva por decir que autoritarismo en Venezuela es una narrativa

Las declaraciones del presidente Luiz Inácio Lula da Silva hicieron enfurecer a las víctimas de violación a los derechos humanos en Venezuela. "Es una bofetada", señalaron defensores de DD. HH.

Organizaciones de derechos humanos rechazaron las declaraciones del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien aseguró que el autoritarismo que ha definido al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, se trata solo de una narrativa que debe ser modificada.

“Ustedes saben muy bien cuál es la narrativa que han construido al respecto de Venezuela, del autoritarismo, de la antidemocracia, esa narrativa ustedes la tienen que deconstruir mostrando su propia narrativa para que la gente cambie de opinión”, dijo el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

Ante esta opinión, el director de Human Rights Watch mostró su indignación en Twitter. José Miguel Vivanco se preguntó si es ingenuidad o ceguera ideológica.

“Menos mal que el problema de Venezuela es solo de narrativa. Que alguien le explique a la CPI para que suspenda su investigación por crímenes de lesa humanidad contra ese régimen. ¿Ingenuidad o ceguera ideológica?”, escribió Vivanco.

La declaración también fue criticada por la directora del Programa sobre Estado de Derecho del Diálogo Interamericano, Tamara Taraciuk.

No es una cuestión de narrativa, sino más bien un análisis de los hechos. Los hechos indican que en el último tiempo en Venezuela ha habido un gravísimo retroceso democrático, no hay independencia judicial, ha habido denuncias de graves violaciones de derechos humanos”, señaló Tamara Taraciuk.

En Venezuela también hubo indignación por la declaración de Lula da Silva.

“Es una bofetada para tantas víctimas de violaciones de derechos humanos que hay en Venezuela y que todavía no han encontrado justicia”, manifestó Joel García, defensor de DD. HH.

Otras críticas también apuntaron a Nicolás Maduro, quien ofreció energía eléctrica al estado de Roraima, en Brasil, mientras que en distintos estados venezolanos hay fallas de electricidad.

Por su parte, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva llamó este martes, 30 de mayo de 2023 en Brasilia a superar las divisiones "ideológicas" y recomponer el diálogo entre los países de Suramérica, en la primera reunión de mandatarios del continente en casi una década.

Desde que volvió al poder en enero, Lula da Silva ha intentado devolver el protagonismo de Brasil en la escena internacional y ahora pretende relanzar la integración regional a través de una nueva versión de Unasur, de la que solo quedan siete de los 12 miembros fundadores.

"Dejamos que las ideologías nos dividieran e interrumpieran esfuerzos de integración, abandonamos canales de diálogo y mecanismos de cooperación, y con eso todos perdimos", afirmó Lula en su discurso de apertura antes de una reunión a puerta cerrada con los demás líderes en el palacio de Itamaraty, sede de la Cancillería.

"Los elementos que nos unen están por encima de las diferencias ideológicas", añadió.

"