Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

'El Año Viejo': la historia detrás de la famosa canción que suena en Navidad

Han pasado 70 años desde que 'El Año Viejo', la popular canción de Tony Camargo, se convirtió en un agregado obligatorio en las listas de reproducción de las celebraciones navideñas. Esta canción dejó una huella en todas las generaciones, y le contamos por qué.

En Colombia, la canción 'El Año Viejo' ostenta el reconocimiento como patrimonio nacional
En Colombia, la canción 'El Año Viejo' ostenta el reconocimiento como patrimonio nacional
Tony Camargo - Tema

La llegada de la Navidad despierta una conexión especial con tradiciones, creencias y actividades, esenciales en la encantadora magia de esta festividad. En este contexto, las canciones juegan un papel fundamental al acompañar cada momento vivido durante estas fechas. La presencia arraigada de composiciones musicales tradicionales durante la temporada navideña, como 'Aquellos diciembres', 'Cantares de Navidad', 'El hijo ausente' y la emblemática 'El Año Viejo', evidencia la profunda relación entre la música y la esencia misma de la Navidad.

Esta última, compuesta por Crescencio Salcedo en 1953, ha perdurado como un ícono atemporal, resonando a través de generaciones y enriqueciendo la experiencia colectiva de las festividades. La canción no solo contribuye al repertorio musical navideño, sino que también actúa como un hilo conductor entre el pasado y el presente, manteniendo viva la tradición y la conexión emocional que la Navidad trae consigo.

Estas canciones, más allá de su incesante presencia en la época festiva, albergan historias y emociones que a menudo pasan desapercibidas. Cada acorde y cada letra cuentan una historia que, aunque familiar, puede profundizar en nuestras experiencias personales, haciendo que la conexión con la Navidad sea aún más significativa.

Así, cuando escucha estas canciones, no solo la disfruta, sino que también se preguntará su más profundo significado que resuena en su vivienda. En definitiva, estas composiciones no solo son acompañantes musicales de la temporada, sino también portadoras de mensajes, recuerdos y sentimientos que enriquecen el espíritu navideño.

Publicidad

¿Por qué la canción ‘El Año Viejo’ es tan nostálgica en las navidades?


La emblemática canción que envuelve a las personas durante el mes de diciembre logra capturar la nostalgia de cómo las familias se despiden del año que culmina, tocando el corazón de todos aquellos que la escuchan. Compuesta por Crescencio Salcedo, y con la inconfundible voz de Tony Camargo, quien la grabó en 1963, es una melodía que sigue siendo un ícono atemporal, resonando a través de las diversas generaciones que han experimentado las festividades navideñas. Su perdurable popularidad destaca la capacidad única de la canción para trascender el tiempo y conectarse con la emotividad compartida que caracteriza el cierre de cada año.

Yo no olvido al año viejo que me ha dejado cosas muy buenas Ay, yo no olvido al año viejo porque me ha dejado cosas muy buenas. Me dejó una chiva, una burra negra, una yegua blanca y una buena suegra
Canta Tony Camargo.

Esta canción se ha vuelto importante en varios lugares del mundo, especialmente en países cercanos de donde es originada esta popular canción. Su compositor, Crescencio Salcedo, era colombiano; el cantante Tony fue de los primeros en escuchar esta melodía en Caracas, Venezuela, donde la incluyó en su primer disco y fue un éxito alcanzando a países como Ecuador, Brasil, Perú, España, Estados Unidos y Japón, entre otros.

Esa canción se grabó en 1953 y hasta hoy funciona, por decirlo de alguna manera, en muchos hogares se sigue despidiendo el año con ella y eso para mí es un verdadero regalo que la vida me ha dado
Dijo Camargo en una entrevista en 2014.

Publicidad

¿Qué querrá decir, “Me dejo una chiva, una burra negra, una yegua blanca…”?


Salcedo quien era el autor del El año viejo, poseída una asombrosa destreza vocal que le permitía emular una orquesta completa desde su garganta. Era capaz de imitar los sonidos de la trompeta, el saxofón, la gaita y los tambores, entre otros. Él afirmaba no inventar nada, solo se encargaba de relatar todo lo que observaba en su vida cotidiana. Compartía humorísticamente detalles de su hogar, mencionando tener una chiva, una yegua blanca, una burra negra y una suegra con la que mantenía una buena relación.

El compositor Salcedo, nacido en Palomino, Bolívar, el 27 de agosto de 1913, creció entre los campos agrestes, manejando hacha y machete, dedicándose a la ordeña de vacas y cultivando sueños e ilusiones. Desde su infancia, mostró un gran interés por la flauta de caña, un instrumento que él mismo había creado y al que dedicaba una atención inquebrantable. Su primera inspiración fue 'El gusto por las mujeres', seguida de 'Cosquillitas', que comenzó a sonar en la radio, y posteriormente, 'El Año Viejo'.

En Colombia, la canción El Año Viejo, ostenta el reconocimiento como patrimonio nacional, y a Crescencio Salcedo se le conocía cariñosamente como Compai Mochila, posiblemente debido a que llevaba consigo en una mochila de cabuya las flautas que fabricaba y vendía en el parque del pueblo.

Con el paso de los años, esta canción continuará resonando en los hogares de todo el mundo, adaptándose a las distintas épocas con versiones sonoras más contemporáneas que han emergido a lo largo del tiempo.

  • Publicidad