10:25 AM - 26 de Julio de 2012


La luz llega a Mapiripán y cierra un oscuro episodio del conflicto colombiano

Por: Efe

Esta población, escenario en 1997 de una de las peores masacres perpetradas por paramilitares en Colombia, ya tiene luz eléctrica las 24 horas del día.

Ver la televisión en familia hasta la medianoche, refrigerar alimentos o estudiar de noche, han dejado de ser actividades imposibles para unos 1.200 vecinos del casco urbano de este pueblo, afanados por las restricciones de electricidad.

"Ahora ya puede uno ir a pescar y cuando llegue de noche arreglar el pescadito para tenerlo listo al otro día y venderlo", comentó Flor Alba Numpaque, una vecina de Mapiripán que suspira al pensar en las comodidades de su vida futura frente a un pasado de resistencia a la violencia y al desamparo.

La familia de Numpaque fue de las pocas que decidieron quedarse en Mapiripán después del 20 de julio de 1997, cuando unos 200 paramilitares de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá masacraron durante cinco noches seguidas a medio centenar de habitantes, a los que acusaron de pertenecer a las FARC.

Aquellos hechos le costaron al Estado colombiano una condena de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en 2005, que consideró que las fuerzas de seguridad actuaron en complicidad con los paramilitares, una sentencia que el Gobierno pidió revisar en noviembre pasado ante el testimonio de una supuesta "falsa víctima".

Incluida su población rural, el municipio de Mapiripán alcanza casi los 13.000 habitantes, dispersos en 11.400 kilómetros cuadrados, en mitad de los Llanos Orientales y bañado por el río Guaviare, lo que le convierte en el cuarto pueblo más extenso de Colombia.

Paradójicamente, esta región está identificada como una de las grandes despensas energéticas y alimenticias del país.

Pero su promisorio futuro se vio truncado por el histórico abandono estatal y la permanente presencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), enfrentadas desde la década de los noventa con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Sus habitantes se acostumbraron así a vivir entre realidades como el cultivo masivo de hoja de coca, el despojo de tierras, el desplazamiento y la violencia.

Ante ese panorama y atraído por el triste suceso, el ingeniero italiano Carlo Vigna llegó a Mapiripán hace cinco años y, movido "más con el corazón que con la cabeza" fundó la empresa Poligrow Colombia, cuya apuesta son las energías renovables.

Poligrow ofrece desde esta semana el servicio permanente de electricidad junto con el Ministerio de Minas y Energía, que subsidia la planta generadora en un 80 %, con la empresa local Electrimapiri y el Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las Zonas No Interconectadas (IPSE).

"El objetivo era acabar con el deficiente servicio de energía y sobre todo ofrecer la opción real de cultivar algo que sustituyera a la coca", explicó Vigna.

Y es que este proyecto se ha desarrollado a partir de plantaciones de palma de aceite y jatrofa, "lo que ha dado trabajo a medio pueblo y ha ayudado a mentalizar de que el cultivo de coca no es una opción", comentó el concejal Marcos Gordillo.

Esto ha permitido que 250 vecinos hayan cambiado su actividad en lo que Vigna calificó como un "sueño posible": el deseo de que Mapiripán "sea el primer municipio de Colombia que funcione con energía renovable".

Aunque por el momento el generador central opera con gasóleo o diesel, las autoridades trabajan en perfeccionar la producción de biocombustibles, energía hidroeléctrica y más adelante la eólica.

Mapiripán es uno de los municipios donde el Gobierno se ha fijado como meta extender en 2012 a 24 horas el servicio de energía, teniendo en cuenta que las zonas desconectadas suponen en Colombia el 52 % del territorio.

  • COMPARTIDO

    0
  • SÍGANOS EN

LO ÚLTIMO EN NOTICIAS

COMENTARIOS

Comentarios

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

  • COMPARTIDO

    0
  • Imprimir
  • Enviar
      • Facebook
      • +1
    Compartir
Publicidad
Publicidad