Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Push Noticias Caracol
Reciba nuestras notificaciones con lo último de:
Ahora no
Activar

Publicidad

Eko, miembro de primera línea que creyó en proyecto de transformación social con empresarios

Este integrante de la primera línea se sumó a Compromiso Valle, que nació durante el estallido social, y ahora lidera una huerta en una zona que era de las más peligrosas de Cali: “La paz se hace con el contrario”. Hizo un reclamo a Petro.

Eko, integrante de primera línea que se sumó a proyecto de transformación social con empresarios

El Compromiso Valle nació el 16 de junio de 2024, en el marco de las protestas del paro nacional donde decenas de jóvenes pidieron oportunidades y los empresarios entendieron. Allí se sentaron varios actores, incluidos miembros de la primera línea, y esto lo comandó ProPacífico, pero se reunieron instituciones, también Gobierno local, departamental y nacional.

>>>Prima de servicios vs. prima extralegal: diferencias y cuándo las pagan

Principalmente se dio un diálogo que nunca antes se había dado entre los empresarios, los líderes sociales y la comunidad en general. Se sentaron a conversar, crearon oportunidades y hoy los resultados son importantes.

Compromiso Valle ha contado con 63.000 participantes, se han unido 670 empresas y se han generado 3.500 nuevos empleos inclusivos. Uno de esos ejemplos es el de Jesús y Eko.

Publicidad

Jesús Mejía, un empresario de Cali, y Eko, un integrante de la primera línea que entendió que también esto era de parte y parte.

“Estamos en la huerta Luz de Vida, Resistencia Carrilera la 70. Esto fue un lugar de alto impacto, era la frontera invisible más grande que existía entre la comuna 6 y 7. Entre el 2004 y 2008, éramos los barrios más peligrosos de todo Cali y estábamos entre el quinto y sexto más peligroso de Latinoamérica aquí era un lugar donde aparecían cuerpos, donde las niñas habían sido abusadas, era una escombrera, un foco de inseguridad y los chicos lo que han venido haciendo en este espacio es transformando este territorio en un territorio de paz y reconciliación”.

Publicidad

Esto lo dice Geovanny Paz, más conocido como Eko, uno de los integrantes de la primera línea que durante el estallido social de 2021 levantó su voz para protestar en este punto del nororiente de Cali, que hoy luce muy distinto.

“La protesta fue totalmente legítima, pero, cuando se desvía la acción de la protesta y vienen a incurrir a acciones de daño hacia la ciudad, que es el bien público, pues ahí nosotros no estábamos tan de acuerdo porque es que, al final, es nuestro bolsillo el que tiene que sostener el daño al bien público”, reconoce.

¿En qué momento y cómo se inician las conversaciones con los empresarios a través de Compromiso Valle?

“La ONU, la OEA, otro tipo de organizaciones, junto a la minga, empiezan a generar espacios de diálogo. Entonces, los empresarios tienen, digamos, que las ganas de acercarse, como que les conmovió y les movió a responsabilidad social el estallido que ocurrió en Cali y empezaban a haber unos acercamientos y unas conversaciones”, recuerda.

Publicidad

La primera reunión no fue fácil. “Nosotros dijimos ‘el único interés es que desbloqueen la ciudad’, yo me paré y les dije ‘yo no les creo nada’. Y me fui”.

Pero vinieron más intentos. “Y cuando miré el programa de comedores, dije ‘no, yo no puedo estar afuera de esto, yo tengo que hacer parte de este proceso de transformación’. Además, porque siempre hemos hablado, insistido que la paz es el mecanismo para que nuestro país pueda ser transformado”.

Publicidad

A esas conversaciones se unió Jesús Mejía, gerente general de Calzatodo, una empresa que con 165 puntos de venta en Colombia en 34 ciudades y que actualmente genera 800 empleos.

“Que la gente lo que estaba buscando era realmente apoyo y que tengo que decir, de manera muy especial, no querían nada regalado, lo que querían era realmente un apoyo y una oportunidad para poder salir adelante”, comenta Jesús.

“Hoy en día se ha tejido tanta confianza que podemos hablar con tanta tranquilidad, que los que nos están viendo entiendan que no somos los mejores amigos, que tenemos diferencia incluso ideológicas y políticas, pero nuestro lema ha sido insistir en lo que nos une y prescindir de lo que nos divide. Y eso ha traído unos procesos de transformación de vidas potentes”, explica Eko.

“Es gratificante donde lo mires. Estamos parados un lugar que antes era una escombrera, un lugar que tiene una historia de miedo, una historia de tristeza. Aquí hay una historia de pasado muy compleja y ver hoy aquí una huerta sembrada, de esta huerta está comiendo mucha gente. Seguramente, esta huerta después va a ser un canal turístico, va a haber un mirador aquí, o sea, pensar en esto y ver esto hoy pues te llena de gratificación. Es decir, es algo que, al interior del corazón y de la razón, genera un momento muy especial”, señala Jesús.

Publicidad

Reclamo y petición al presidente Petro

Este es un diálogo social, pero también político. Hay reclamos al empresariado y al Estado.

Publicidad

“Yo le pido al señor presidente, por el cual votamos, por el cual hicimos campaña, por el cual coordinamos que nuestra apuesta por él fue porque él asumió las banderas de la paz, de la reconciliación, de la transformación, del gobierno del cambio, le pedimos hoy un acuerdo nacional, le pedimos hoy que escuche al diferente porque con esa premisa fue que lo elegimos. El Gobierno nacional no se ha sentado el día de hoy con los jóvenes de la resistencia a escuchar, no ha recibido el pliego de peticiones que salió desde la resistencia y nos quedamos en un discurso al que yo le llamo demagogia, porque queremos transformaciones reales y la paz no se hace con el amigo, la paz se hace con el contrario. Entonces invitamos a todas las personas, incluso de la oposición, a que nos inviten y que nos escuchen para transformar”, manifiesta Eko.

Y subraya: “Si a nosotros mañana Álvaro Uribe, que ha sido controversial, con el cual hemos tenido muchos inconvenientes y lo hemos señalado y juzgado, nos invita a sentarnos, nosotros lo vamos a escuchar, nosotros vamos a dialogar con el diferente.

Los actores que hacen parte de este proyecto han llegado al territorio para, cara a cara, reconocerse y escucharse con el fin de conversar en el mismo idioma, el del compromiso. Por todos y para todos.

“Nosotros empezamos esto como un diálogo improbable y después vimos que es un diálogo probable, que se puede hablar entre diferentes, que se puede construir entre diferentes y que se puede transformar vidas a través de eso. Mi llamado a todos los actores políticos, a todos los actores del conflicto, es que nos demos esa segunda oportunidad porque el país lo necesita y porque el país se lo merece”, concluye Eko.

Publicidad

 >>>Reforma pensional se compone de cuatro pilares clave: ¿qué beneficios otorgan?

  • Publicidad