Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Delincuente engañó a niños y a su abuela para meterse a una casa en Bogotá y robarlos

Haciéndose pasar por tutor escolar, un delincuente se ganó la confianza de varios niños que lo llevaron a la su casa, en la localidad de Engativá, Bogotá. Convenció hasta a la abuelita para que lo dejaran entrar.

En Bogotá, ladrón engañó a niños y a su abuela para meterse a una casa

¡Cuidado con los niños! Delincuente en Bogotá es señalado de seguir a menores que salen de los colegios, utilizar todo tipo de artimañas para ganarse su confianza, haciéndose pasar por tutor escolar, e ingresar a viviendas para robar.

En un reciente caso, el sujeto llegó a la salida de un colegio en la localidad de Engativá y, asegurando que tenía que hacer un taller a nombre del plantel educativo, convenció a tres niños y su abuela para llevárselos a la casa y robarlos.

“Les preguntó sus nombres, se hizo pasar como de confianza. Los niños le dieron información, el señor logró su cometido. Había dos menores de edad, a la niña la envió a recoger unos uniformes, la niña se fue inocentemente, él se quedó en la casa con dos niños de 10 años, los puso a hacer unas pruebas y, en medio de las pruebas, tuvo tiempo para subir y robar”, contó una familiar de las víctimas.

Fue tal el engaño que el sujeto dentro de la casa puso a los niños a estudiar mientras revolcaba y seleccionaba lo que se robó. Al final y como de no creer, salió de la vivienda en compañía de los niños y para tener más tiempo de escapar les pidió a los pequeños un último favor.

“El señor se marchó, inclusive salió con los niños y les dijo que fueran al colegio a recoger su tarjeta de identidad. Los llevó con engaños, salieron todos de la casa”, agrega la familiar.

La familia víctima del robo asegura que al percatarse del hurto acudió a la Policía, pero los uniformados de la estación de Engativá no les brindaron la ayuda que necesitaban: “Tratamos de poner la denuncia, pero dijeron que no teníamos pruebas. El día que pasó eso la Policía llegó después de dos o tres horas y pues ya no había nada que hacer, no teníamos cómo comprobar porque no hay cámaras”.

Publicidad

  • Publicidad