Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

¿Realmente existió la estrella de Belén? Esto dicen los expertos

Más allá de las narrativas religiosas, algunos científicos han estudiado datos históricos y de astronomía para entender mejor sobre la estrella de Belén que, según la creencia cristiana, guió a los Reyes Magos hacia el lugar donde nació Jesús.

La estrella de Belén ha desencadenado un debate histórico y astronómico.
La estrella de Belén ha desencadenado un debate histórico y de astronomía.
Freepik

Después de siglos, la enigmática historia de los Magos de Oriente y su búsqueda guiada por la Estrella de Belén sigue suscitando debates apasionantes entre expertos históricos y astrónomos. Este fenómeno celestial, venerado en la tradición cristiana como la guía divina hacia el nacimiento de Jesucristo, ha sido objeto de diversas teorías a lo largo del tiempo.

Más allá de las narrativas religiosas, la historia de la estrella de Belén ha desencadenado un debate histórico y astronómico. Algunos astrónomos sostienen que podría haber sido un cometa milenario que surcó el cielo nocturno en esa memorable noche. Sin embargo, la teoría más respaldada hasta ahora apunta hacia Sirio, la estrella más luminosa en el firmamento invernal.

Navidad: ¿cómo surgió la celebración que une a las personas alrededor del mundo?

¿Qué representa verdaderamente la estrella de Belén?

Publicidad

Los eruditos de Oriente, conocidos como los Reyes Magos, presentaron sus ofrendas de oro, mirra e incienso a Jesús, siguiendo la poderosa luz de la Estrella de Belén. Sin embargo, más allá de los Evangelios del Nuevo Testamento, no existen registros contemporáneos que arrojen luz sobre este fenómeno celestial.

Ante la falta de información, los científicos contemporáneos han dado a conocer diversas teorías. Una de ellas sugiere que la Estrella de Belén pudo haber sido un cometa que pasó cercano a la Tierra, iluminando el cielo nocturno que observaron los Magos. Otra posibilidad es que Júpiter haya ingresado en la zona este de la constelación de Aries, reflejando intensamente la luz solar y destacándose en la bóveda celeste.

Publicidad

El cometa milenario

La teoría del cometa milenario se basa en la descripción bíblica de la estrella de Belén, que se dice que era inusualmente brillante y que se movía por el cielo. Los cometas son objetos celestes formados por un núcleo de hielo y polvo que, al acercarse al Sol, se calientan y comienzan a emitir una cola brillante. Por lo tanto, es posible que los Magos hayan visto un cometa que se aproximaba al Sol y que se iluminaba cada vez más.

Sin embargo, esta teoría tiene algunas limitaciones. En primer lugar, los cometas son fenómenos relativamente raros, y es poco probable que un cometa milenario ocurriera en el momento exacto del nacimiento de Jesús. En segundo lugar, los cometas suelen tener colas alargadas y brillantes, que no se mencionan en la Biblia.

Por ello, la teoría más respaldada conecta la estrella de Belén con Sirio, la estrella más resplandeciente del cielo nocturno, especialmente durante el invierno.

Publicidad

Sirio: la estrella que iluminó el mito navideño

El término "Sirius" proviene del griego y significa literalmente "aquella que brilla". Desde la antigüedad, esta estrella ha sido una referencia vital para navegantes en latitudes septentrionales. Ubicada a la izquierda y debajo del Cinturón de Orión, Sirio, también conocida como la 'Estrella del Perro', es fácilmente identificable. Su resplandor domina el cielo nocturno junto a la Luna, especialmente al final del año en el Hemisferio Norte.

Publicidad

El brillo intenso de Sirio se debe a su relativa cercanía a nuestro planeta. Considerada durante mucho tiempo como la 'Estrella del Perro' por los egipcios, quienes creían que la combinación del Sol y Sirio era responsable del calor extremo durante el verano.

¿Qué es el Año Nuevo Chino? Conozca acerca de esta popular celebración

La Estrella de Belén, que guió a los Reyes Magos hacia el pesebre de Jesucristo, podría haber sido la luminosa Sirio. Esta teoría, respaldada por evidencia astronómica, arroja luz sobre el fenómeno que ha fascinado a la humanidad durante siglos.

  • Publicidad