Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Cárcel La Picota: así es por dentro la penitenciaría más grande de Colombia

¿Cómo controlan a los más peligrosos presos de Colombia en la cárcel La Picota? ¿Qué ha cambiado desde la fuga de delincuentes como alias Matamba? Noticias Caracol recorrió el centro penitenciario más grande del país. Informe especial.

Recorrido por la cárcel La Picota, la más grande de Colombia

Un equipo de Noticias Caracol recorrió la cárcel La Picota, la más grande de Colombia. Sus directivos hablaron de los escándalos y las amenazas que reciben por tomar medidas contra la corrupción. Fuimos testigos de las diferencias entre los presos, de cómo viven, cómo duermen y cómo, día tras día, buscan recuperar su libertad.

La cárcel La Picota que el país conoce es la de los escándalos, la de las fugas de presos como alias Matamba; la de los reos que pasean como Carlos Mattos, que salía de su celda todos los días a su oficina y volvía por la noche; la de las fiestas de narcos en celdas de lujo; la de los para políticos con privilegios.
Sin embargo, más allá de ser el escenario de todos estos escándalos, la cárcel La Picota es el más grande complejo carcelario de Colombia.

“Esta es la joya de la corona, alberga más o menos 13.000 población privada de su libertad, de los cuales 7.000 están en medida intramural, entonces es un porcentaje muy alto en términos de cantidades de todas las cárceles del país”, dice el coronel Daniel Gutiérrez, director del Inpec.

Por su parte, el director de la cárcel La Picota, Horacio Bustamante, reconoce que en este centro penitenciario “está lo más fuerte de Colombia y todos se quieren volar”.

Ahí tenemos ELN, disidencias de las FARC, Clan del Golfo, autodefensas, jefes de bandas criminales, Tren de Aragua, tenemos extraditables”, agregó Bustamante.

Publicidad

A medida que se va adentrando en los pabellones de la cárcel La Picota, es evidente que se extreman los controles. Hay 120 cámaras, están repartidas por patios, cada pabellón tiene 8 cámaras.

Además de reforzar la seguridad hasta en las puertas, hay un grupo especial que está pasando revista en momentos indeterminados en la cárcel La Picota.

Publicidad

Hoy, dice el coronel, las cosas han cambiado, hay guardias francotiradores, más cámaras y más disciplina. Quieren evitar a toda costa que la cárcel más grande del país siga estando en los titulares por escandalosas acciones de los privados de la libertad.

  • Publicidad