Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Terror en Tuluá por La Inmaculada, banda criminal responsable del 90% de homicidios en 2023

El alcalde de Tuluá solicitó que incomuniquen a los líderes del grupo La Inmaculada, al tiempo que decretó toque de queda por segunda noche consecutiva en el municipio, tras atentados que dejaron varios vehículos quemados, dos personas muertas y dos heridas, entre ellas un bebé de un año.

La Inmaculada cometió el 90% de los homicidios en Tuluá en 2023

Gustavo Vélez, alcalde de Tuluá, anunció que a partir de las 8 de la noche del domingo 11 de febrero y hasta las 6 de la mañana del lunes 12 se decreta toque de queda “como acción transitoria y excepcional para proteger a la comunidad” tras los ataques de la banda criminal La Inmaculada.

Los atentados dejaron como saldo por lo menos siete vehículos quemados, dos personas muertas y dos heridas, entre ellas un bebé de un año, que se encuentra en condición crítica.

El alcalde de Tuluá también anunció que habrá “restricción de movilidad de motocicletas a partir del lunes después de las diez de la noche”.

Las autoridades evaluarán si el toque de queda puede extenderse durante un mes ante la violencia desatada por el grupo La Inmaculada, también conocida como la Oficina de Tuluá, que se ha dedicado a la extorsión, sicariato, microtráfico y narcotráfico.

El pasado viernes 9 de febrero, la Policía Nacional capturó en la vereda El Guayabal, del corregimiento San Lorenzo, en zona rural de Tuluá, al que era el máximo cabecilla de La Inmaculada, alias Nacho.

Lo curioso es que el cabecilla ya había pagado condena. En diciembre de 2019 se entregó a la justicia, pero en 2022 fue dejado en libertad por vencimiento de términos y volvió a delinquir.

Publicidad

Retomó el control del grupo criminal junto a su hermano mayor, alias Pipe Tuluá, quien también fue capturado y se encuentra preso en La Picota de Bogotá.

Es así como las autoridades han capturado a los cabecillas de primer y segundo nivel de La Inmaculada y serían sus sicarios y expendedores los responsables de la oleada de violencia en Tuluá.

Publicidad

Alias Nacho fue trasladado a Bogotá y permanece en las salas de capturados de la Dijín de la Policía, luego que un juez de control de garantías le diera medida de aseguramiento.

Según el coronel Giovanni Cristancho Zambrano, comandante de la Policía del Valle del Cauca, “ellos generan desde los centros penitenciarios llamadas que siguen coordinando con diferentes dinamizadores de los diferentes delitos en la ciudad. Esto les permite instrumentalizar a los niños, niñas y adolescentes para que ejecuten estos hechos”.

Agregó que durante 2023, “Tuluá tuvo 124 homicidios, de los cuales ellos (La Inmaculada) tienen que ver prácticamente con el 90% de estos homicidios”.

  • Publicidad