Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Push Noticias Caracol
Reciba nuestras notificaciones con lo último de:
Ahora no
Activar

Publicidad

En Gaza, mujeres convirtieron un taller de costura en una fábrica de pañales ante escasez de insumos

Las mujeres usan lo que encuentran, incluso batas de laboratorio, para crear los retazos. Una sola caja de pañales en Gaza puede llegar a costar unos 400.000 pesos colombianos.

Thumbnail

La crisis humanitaria en Gaza se profundiza con la escasez de insumos y alimentos. La OMS alerta que la desnutrición severa en el enclave palestino ha aumentado más del 14% en cuestión de semanas, mientras que la infraestructura médica permanece bajo ataque de Israel.

Para mamás como Layla Al-Dayeh, la escasez de suministros en Gaza, producto de la guerra, hace aún más crítica la situación para sus hijos: "Los pañales son muy caros, 400 séquel por una caja"
Se trata de una cifra equivalente a unos 427 mil pesos colombianos. Ante la necesidad, estas mujeres han convertido su taller de costura en Rafah en una fábrica de pañales. Usan lo que encuentran, incluso batas de laboratorio, para crear retazos.

"Cosemos algodón y gasa sobre las batas para hacer los pañales", indicó Meysa Al-Katati, dueña del establecimiento.

Entretanto, el hambre también se agudiza: el programa mundial de alimentos se vio forzado a suspender la distribución de comida en el norte de Gaza, ya que no hay garantías de seguridad para realizar las entregas. Una decisión que llega mientras la Organización Mundial de la Salud asegura que la desnutrición grave se ha disparado en Gaza a más del 15 % en los casi 5 meses de guerra.

Publicidad

"¿En qué mundo vivimos cuando la gente no puede obtener comida o agua, cuando no puede caminar para buscar atención médica?", aseveró Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS.

La OMS reitera la crítica situación en los centros médicos de la Franja de Gaza y ha completado una segunda evacuación del hospital Nasser en medio de cortes de energía.

Publicidad

Entre aquellos que huyeron está el cirujano Ahmed Al-Mughraby, quien llora en medio de la impotencia: "¿Cuántos de nosotros tenemos que morir para que seamos escuchados, para que se detengan estos crímenes?".

Según la OMS, más de 130 pacientes permanecen en ese hospital del sur de Gaza, asediado por Israel la semana pasada. Para atenderlos solo quedan 15 enfermeros y médicos.

  • Publicidad