Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Alias Happy, otro de los sanguinarios integrantes de los Satanás, volvió a ser capturado

Alias Happy era el jefe máximo de la banda Satanás, según las autoridades, pero estuvo en la cárcel y otro sanguinario cómplice lo reemplazó. Habría salido de prisión, por vencimiento de términos, a enfrentarse con su relevo.

Otros sanguinarios integrantes de los Satanás fueron capturados en Bogotá, incluido alias Happy

Mientras allanaban cárceles de Colombia en contra de la extorsión, otro grupo de la Policía, esta vez de la Metropolitana de Bogotá, lograba capturar en varios puntos de la ciudad a algunos de sus más sanguinarios cómplices y hasta enemigos de Satanás.

El colombiano alias Happy, como es conocido, según la Policía, el jefe máximo de Satanás, cayó en una de las más importantes redadas de las autoridades contra esa sanguinaria banda en Bogotá.
“Es el jefe de la estructura criminal denominadas Satanás, la cual generaba, desde el año 2013, el terror en la ciudad de Bogotá”, comenta un investigador.

Del poder en la extorsión y tráfico de drogas de alias Happy, explica el investigador, se conoce por primera vez en el 2020, cuando fue detenido. En ese momento, alias Satanás, quien era su sicario de confianza, asume el tráfico de drogas en cuatro localidades y empieza a aplicar la más sanguinaria actividad criminal para extorsionar.

“Daba órdenes a Satanás hasta que en su momento Satanás sale a generar territorio nuevamente y ve que tiene bastante dominio y es allí donde prácticamente relega a Happy y, posterior a ello, después de la salida de Happy de la cárcel, se genera una rivalidad entre ellos”, indica el investigador.

Alias Happy salió de la cárcel en agosto de 2023 por vencimiento de términos y buscó una guerra, a sangre y fuego, con Satanás para retomar el poder en Kennedy, Suba, Fontibón, Engativá y Chapinero.

Publicidad

Según los investigadores, esta lucha por el territorio entre los delincuentes fue lo que generó que se encontraran varios cuerpos descuartizados en Bogotá.

Por eso, para la Policía, la captura de alias Happy y 29 más de sus hombres causa un impacto importante en la reducción de las extorsiones en Bogotá.

Publicidad

También fue detenido el jefe de sicarios de Satanás. Una de sus más recientes víctimas fue una mujer que asesinó en una panadería porque el dueño del lugar no había pagado la extorsión.

“Prácticamente cometieron más de 13 homicidios y 3 casos de desmembradas”, dice la general Sandra Hernández, comandante de la Policía de Bogotá.

Ahora, en la mira de la Policía en Bogotá están cinco integrantes más de la banda Satanás que se encuentran fuera del país.

Publicidad

  • Publicidad