Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Michael Phelps: La inspiradora vida del mayor campeón olímpico de la historia

Detrás de las 28 medallas olímpicas que obtuvo Michael Phelps se esconde la historia de un hombre que, desde la adversidad, encontró en la natación no solo su vocación sino su salvación.

Michael-Pelphs-WEB.jpg

La vida de Michael Phelps es el ejemplo del trabajo duro, la dedicación y la obsesión por ser el más grande. Un hombre físicamente perfecto para ser tan rápido en el agua como un tiburón o una bala, es un ejemplo de grandeza porque además de ser el mayor campeón olímpico de la historia, múltiple campeón mundial y de haber roto todos los récords posibles en el agua, el mejor nadador del mundo le ganó también a una enfermedad mental. Los Informantes se echó al agua con esta leyenda.

“Creo que no hay un secreto para mi éxito, es mucho trabajo duro y mucha dedicación. Durante más de 20 años no dejé de nadar y nunca descansé. Así que, sinceramente, así fue como lo logré. Con trabajo duro, dedicación, no pensar en rendirse y creer en uno mismo”. Trabajo duro, dedicación y nunca rendirse es lo que llevó a lo más alto de la gloria mundial a Michael Phelps, el mayor medallista olímpico de toda la historia, el mejor nadador, el más rápido.

Vamos a devolvernos un poco en su historia, usted creció en una familia de nadadores, su hermana incluso fue campeona también, pero usted pudo escoger cualquier deporte, ¿por qué escogió la natación? Yo practiqué béisbol, lacrosse, fútbol y natación hasta los 11 años y cuando cumplí los 11 mi entrenador me dijo: ‘tú puedes estar en el equipo Olímpico en 4 años’, así que me dio esa confianza y yo dije ‘está bien, genial, esto es lo que debo hacer’ y para mí siempre fue un sueño hecho realidad y el resto fue historia”.

Una historia que parecía imposible para un niño flaco, alto, de orejas grandes y brazos largos, nacido en Baltimore, una ciudad costera en los Estados Unidos al que le hacían bullying sus amigos. Desde que Michael Phelps se dio cuenta que podía nadar y que lo hacía más rápido que cualquiera entendió que su vida estaba bajo el agua y entrenaba todas las tardes y dejaba en cada brazada toda esa energía que acumulaba por una condición que le diagnosticaron en sexto grado, el síndrome de TDAH o trastorno por déficit de atención e hiperactividad y en esa piscina encontró su refugio y una figura paterna en su entrenador.

Publicidad

Su papá, un exmilitar retirado lo abandonó cuando era niño, por eso su entrenador y esa promesa de que podía ser campeón, se le metió en la cabeza y así lo hizo. Hoy en día, es el deportista con mayor cantidad de medallas Olímpicas en el mundo con un total de 28, casi las mismas que tiene Colombia en toda su historia y en todas sus disciplinas que apenas suman 34 y por si fuera poco rompió 39 récords mundiales en todas las categorías que participó.

  • Publicidad