Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Bendición a parejas homosexuales en la Iglesia católica: ¿cómo será y que busca el papa Francisco?

El Vaticano informó que la Iglesia católica podrá bendecir a parejas homosexuales o "en situación irregular", sin considerarlas matrimonio, ni realizar ceremonias o contar con elementos como argollas.

Thumbnail

El Vaticano ha aceptado la "posibilidad de bendecir" a parejas "en situación irregular" o parejas homosexuales sin equipararlas al matrimonio y, por ello, no ofrecerá un ritual preciso, ni se impartirá a personas vestidas de boda. Se trata de una bendición espontánea que puede otorgar un ministro ordenado, pero que no significa el reconocimiento de un sacramento como el matrimonio.

Este es un volantazo respecto al documento que la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó en marzo de 2021, dirigida entonces por el español Luis Ladaria Ferrer y que alegó que la Iglesia católica no podía impartir su bendición a las uniones de personas del mismo sexo.
Que puedan entonces recibir esa bendición de parte de un sacerdote sin que se esté validando el estatus, ni se esté modificando lo que aparece en la declaración como la enseñanza perenne de la Iglesia sobre el matrimonio. No se debe estandarizar este tipo de bendición, sino que es un discernimiento práctico en torno a la visión pastoral de acogida permanente de las personas dentro de la iglesia del papa Francisco”, explica Hernán Olano, decano de UNICOC y canonista.

La Congregación para la Doctrina de la Fe y el papa Francisco contemplaron en la declaración Fiducia Supplicans acoger también a quienes no viven según las normas de la doctrina moral cristiana, pero piden humildemente ser bendecidos.

En primer lugar, la nueva declaración, de 9 páginas, analiza el origen y sentido teológico del acto de la bendición, repasándolo desde el Antiguo Testamento al resto de las Escrituras.

Publicidad

En la Iglesia del papa Francisco, la bendición equivale a un acto de "inclusión" o de "consuelo".

"En su misterio de amor, a través de Cristo, Dios comunica a su Iglesia el poder de bendecir. Concedida por Dios al ser humano y otorgada por estos al prójimo, la bendición se transforma en inclusión, solidaridad y pacificación. Es un mensaje positivo de consuelo, atención y aliento", se lee en el texto.

Publicidad

“Pero entonces son las bendiciones espontáneas las que se pueden dar, que no son bendiciones rituales o propiamente bendiciones litúrgicas y que, por lo tanto, no deben ir acompañadas tampoco de ningún signo externo, porque la bendición y el sacramento del matrimonio y los votos va acompañado de un signo externo que son, por ejemplo, las argollas, en este caso las bendiciones no deben ir acompañadas de ningún signo externo”, señala el padre Raúl Ortiz, director del departamento de Doctrina Conferencia Episcopal.

Los expertos hacen énfasis en que se trata de una bendición espontánea del deseo de gracia y bien para estas parejas que quieren vivir bajo el favor de Dios sin oportunidad de sacramento.

  • Publicidad