Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

El paso de Idalia por Florida dejó casas bajo el agua: inundaciones alcanzaron los 5 metros

"Cuando abrí la puerta vi un río afuera", dijo uno de los afectados por Idalia, degradado a tormenta tras tocar Florida. Autoridades han debido realizar los rescates en botes.

Thumbnail

Florida comenzó este jueves 31 de agosto a evaluar los daños provocados por las devastadoras inundaciones a raíz del paso del huracán Idalia, que fue degradado a tormenta y avanza por la costa del sudeste de Estados Unidos.

Idalia tocó tierra en Florida el miércoles tras iniciar su trayectoria el lunes en Cuba y ahora amenaza el estado de Georgia con lluvias torrenciales y más inundaciones en las zonas costeras, donde los residentes ya sufren cortes de luz.

En Florida, Georgia y Carolina del Sur, más de 310.000 hogares estaban sin electricidad en la mañana del jueves, según el portal especializado PowerOutage.us.

Las autoridades no han informado de víctimas, pero el gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, advirtió que "esto puede cambiar" dada la magnitud de la tormenta.

Los funcionarios estatales indicaron que los equipos de rescate están operativos, pero admitieron que pueden demorar en llegar a zonas que bloqueadas por la caída de árboles o por las inundaciones.

Publicidad

Idalia irrumpió en Florida, cerca de Keaton Beach, como huracán de categoría 3 en una escala de 5, con vientos de hasta 215 km/h a las 07h45 del miércoles, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés). En algunas zonas de la costa, las aguas subieron hasta cinco metros, según el NHC. Después, Idalia perdió fuerza, pero generó vientos de cerca de 100 km/h en Georgia y Carolina del Sur.

"Todavía hay numerosas inundaciones" en Charleston, en Carolina del Sur, informó en la noche del miércoles a la cadena CNN el director de gestión de emergencias de la ciudad, Ben Almquist.

Publicidad

"Aterradora"
"Todo debería mejorar una vez que pase la noche (del miércoles)", proyectó Ron Morales, un meteorólogo del Servicio Nacional en Charleston, en declaraciones a medios locales. Se prevé que la tormenta termine su recorrido en el Atlántico este jueves.

Las autoridades llamaron a evacuar a miles de personas en Florida, aunque algunos habitantes se negaron a abandonar sus hogares.

En Perry, una ciudad afectada, decenas de árboles fueron arrancados por el viento. Un pino cayó sobre la casa de John Kallschmidt, de 76 años, que contó que fue una experiencia "aterradora".

"Fue peor de lo que esperábamos", declaró a AFP. "Pero así son las cosas, así es la vida en Florida".

Publicidad

Cambio climático
En Steinhatchee, una pequeña ciudad de unos mil habitantes situada en la costa 30 km al sur de Keaton Beach, la calle principal, casi desierta, quedó completamente anegada y parecía una prolongación de un río aledaño.

"Algunos árboles cayeron delante de mi casa, pero por lo demás la casa se salvó. Todo está bien", dijo a la AFP Patrick Boland, un hombre de 73 años que se encerró en su hogar.

Publicidad

En la zona de Tampa Bay, donde hay más de 3 millones de residentes, las calles quedaron inundadas y algunos habitantes tuvieron que utilizar embarcaciones para movilizarse.

Más de 1.000 rescatistas fueron desplegados por las autoridades federales, después de que la Casa Blanca pidiese una vigilancia reforzada.

"Idalia es la tormenta más poderosa que ha tocado tierra en esta parte de Florida en más de 100 años", declaró Deanne Criswell, responsable de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA).

Los científicos advierten que las tormentas se volverán cada vez más potentes por el aumento de las temperaturas por el cambio climático. El presidente estadounidense Joe Biden dijo a los periodistas que "nadie puede negar el impacto de la crisis climática".

Publicidad

"Basta con mirar a nuestro alrededor", afirmó en relación con las "inundaciones históricas" o los recientes devastadores incendios en Hawái y en Canadá.

  • Publicidad