Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Bogotá y Cali por la COP16: ¿qué ofrecen la capital de Colombia y la sucursal del cielo?

Los alcaldes de Bogotá y Cali han estado impulsando a sus ciudades para que sean sedes de la COP16, la cumbre de biodiversidad más importante del mundo y pusieron sobre la mesa las cartas para tener a ese evento.

¿Qué ofrecen Bogotá y Cali para ganarse la sede de la COP16?

El alcalde Carlos Fernando Galán había estado impulsando la candidatura de Bogotá para la COP16, la cumbre más importante del planeta en materia de biodiversidad. Por su parte, el alcalde Alejandro Eder hizo lo propio, fomentando a Cali como sede.

El Distrito de Bogotá dijo que no solamente la COP16 va a generar la creación de más de 20.000 empleos, sino que también el aumento de la tasa aeroportuaria, con la llegada de más de 12.000 visitantes, lo que implicaría dineros adicionales para la capital.

También han comentado que cuentan con la infraestructura necesaria para la atención de este evento, además de hotelera y de transporte con el aeropuerto el Dorado.

Adicionalmente, Bogotá ofrece toda la riqueza ambiental con el Páramo del Sumapaz, el más grande del planeta, los humedales y los cerros orientales.

42 concejales de Bogotá le enviaron una carta a la ministra de Ambiente, María Susana Muhamad, sumándose a este respaldo, para que la capital de Colombia sea la sede de la COP16.

Publicidad

¿Qué ofrece la ciudad de Cali?

Por su parte, Cali tiene razones para merecer acoger este importante evento. El alcalde Eder está haciendo campaña para que los caleños le cuenten al mundo cuál es el potencial de su ciudad.

Además del río Cali, la sucursal del cielo tiene otros seis afluentes más. La capital del Valle del Cauca es una de las ciudades con más especies de aves en el mundo, con 563, que hasta el momento se han descubierto.

Publicidad

Sumado a eso, tiene los farallones de Cali, miles de hectáreas de reserva natural, que se conserva con especies que aún falta por descubrir.

Los ciudadanos de la sucursal del cielo están preparados para demostrar que quieren cuidar el medio ambiente.

  • Publicidad