Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

#DosisDeMuerte: estas son las tácticas que jíbaros utilizan para volver adictos a jóvenes

En muchos casos, dicen autoridades, utilizan a amigos o conocidos. Conozca también cuáles son las drogas más consumidas.

El coronel Carlos Humberto Bueno Gualdrón, oficial de la Policía Antinarcóticos, explica cómo reclutan consumidores: “Se acercan a los colegios, buscan a esos jóvenes que son vulnerables, les ofrecen. Puede ser también a través de compañeros, de amigos que les hacen llegar estas drogas, inclusive por las redes sociales”.

Según cifras oficiales, por lo menos tres millones de colombianos han probado alguna sustancia psicoactiva.

Pero, ¿cuáles son las drogas que más se consumen?

Advertisement

“Después de la marihuana, que es la sustancia que predomina, vienen cocaína, bazuco. Y ya aparecen estas sustancias nuevas como los popper, que son solventes que los muchachos inhalan, los éxtasis, pastillas, los polvos como el tucibi, llamada entre los narcotraficantes como la cocaína rosada”, dice el coronel Bueno.

Muchas de estas sustancias ni siquiera se producen en Colombia, llegan aquí a través de los puertos del país.
Otras cifras que preocupan

  • Al menos 15.000 personas se inyectan heroína. 
  • En 2018 se han incautado casi 51.000 dosis, entre diferentes sustancias.
  • Catorce años es la edad promedio de inicio de consumo.
  • Se estima que un millón de personas consumen marihuana. Bogotá, Antioquia, Eje Cafetero, Nariño y Meta, algunas de las zonas críticas.

Entretanto, la doctora Fernanda Hernández recalca la complejidad que enmarca la adicción a las drogas y como dejarlas parece, muchas veces, misión imposible.

“Ninguno de ellos planeó y decidió voluntariamente llegar hasta ese punto, la mayoría empieza por curiosidad, por presión social, por muchísimos factores que llevan al consumo; luego pasan a creer que lo pueden controlar, pero esto es un límite invisible, es como si usted caminara hacia un abismo con los ojos cerrados”, señala la doctora Hernández.

  • Advertisement