Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Por bullying a compañero, Corte Suprema condenó a joven: fallo histórico

Sí, el bullying puede llegar a convertirse en un delito cuando viola los derechos de las personas, consideró la Corte Suprema de Justicia. Quien lo haga se arriesga a ser procesado.

Fallo histórico: por bullying a compañero, Corte Suprema condenó a joven de 14 años
Sad, elementary age boy being bullied outside the school building, A group of multi-ethnic students in background laugh at the Latin descent boy. They have mobile devices to cyber bully the child as well as point and talk about him.
fstop123/Getty Images

Por primera vez, un fallo judicial condena a un joven por hacerle bullying o matoneo a un compañero de estudio. La histórica decisión es de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, que en su sentencia advierte que esa práctica ya puede ser calificada como un delito.

La Corte Suprema de Justicia determinó que el bullying o matoneo, que es un acoso juvenil dentro de los grupos escolares o deportivos, sí puede llegar a convertirse en un delito y que quien lo haga puede ser procesado por la justicia adolescente, cuando se trate de menores de edad.

La Corte Suprema estudió el caso de un joven al que calificaban de débil de carácter y sus compañeros lo sometieron a la desnudez, a la burla y, además, lo fotografiaron. Según la Sala Penal, cuando la conducta viola los derechos de las personas con actos de humillación, cuando se incurre en la ridiculización y se pisotea la dignidad para excluirla de un grupo social, como es el caso de este fallo, el acosador debe responder penalmente.

El alto tribunal rechazó el argumento de los abogados de los jóvenes agresores, quienes señalaban que, si bien era una conducta grave, solo era de resorte y solución de los padres.

De esa manera, el joven que incurrió en este acto de bullying cuando tenía 14 años debe cumplir la orden de internación ordenada por la justicia.

Publicidad

El caso sobre el cual falló la Corte Suprema en esta ocasión tiene que ver con el bullying al que fue sometido un niño de 13 años perteneciente a un equipo de waterpolo. Dos de sus compañeros en un viaje a Estados Unidos, en 2012, “por la fuerza le bajaron el pantaloncillo y le pusieron un cepillo de dientes -a manera de falo- entre sus nalgas” y uno de ellos, el hoy condenado, le tomó “al menos una fotografía en la que este aparece desnudo con sus glúteos expuestos en la situación degradante”. Además, lo sometieron a otras humillaciones.

Aunque en 2021 la Sala Penal había impartido el fallo, este fue impugnado por los abogados del señalado, pero volvió a quedar en firme en la reciente resolución.

  • Publicidad