Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Leer para vivir: Felipe Ossa y su apasionante relación con los libros

El decano de los libreros de Colombia habla de su pasión por las buenas letras y, entre otras, de qué es, en su concepto, una buena literatura.

Felipe Ossa, escritor de Leer para vivir, habla de su apasionante relación con los libros

Don Felipe Ossa es el decano de los libreros de Colombia y uno de los más importantes en América Latina. Escribió hace poco su más reciente libro titulado Leer para vivir, en el que narra la importancia de su padre, quien lo animó a adentrarse en la lectura y cómo su vida ha girado siempre en torno a este universo.

“Mi padre era librero, amante de los libros. Compraba un libro y si eran dos ejemplares se llevaba uno para la casa y fue aumentando su biblioteca de tal manera que era una cosa impresionante que a mí me parecía maravillosa. Él nunca me obligó a leer, sino me sugería libros”, comentó en entrevista con Juan Roberto Vargas de Noticias Caracol.

Felipe Ossa, como tantos otros conocedores de las letras, reiteró que la clave de la lectura no es imponer, sino que es preferible recomendar y así “uno va adentrándose a la lectura. Es como ir adquiriendo un vicio, es poco a poco. De ahí nació mi pasión por los libros”.

“Cuando comprendí de verdad la magia de la literatura fue cuando, alguna vez estando enfermo, él (su papá) me pasó La isla del tesoro, novela de Robert Louis Stevenson. Todavía guardo esa edición de 1928. Tenía 9 años. Me la leí y me pareció la cosa más maravillosa. No sentí que estaba enfermo ni que estaba en la casa y allí empezó mi amor por la literatura”, recordó.

Publicidad

En el diálogo con Noticias Caracol también reveló, como lo hace en su libro ‘Leer para vivir’, que su sueño no era ser librero y que el colegio “no me gustó nunca”, pero por azares de la vida llegó a trabajar a la Librería Nacional, en Cali, donde inició cargando cajas en la bodega, y esta decisión marcó su camino.

Por los pasillos de las librerías, dice, “me enamoré, me casé, pasearon mis hijos, mis nietos, todo ha sucedido en la librería”.

Publicidad

“Los libros han sido mi vida y transformaron mi vida. Les debo todo”, enfatiza sobre su pasión y agrega que “me falta mucho por leer, por lo menos 5.000 libros de mi biblioteca”.

En su vasta experiencia sobre las letras es enfático en describir qué es una buena literatura.

“Hay libros que a ti te llenan y no necesariamente son los grandes libros de la literatura ni son los clásicos es algo que te llena, que te transforma en ese momento”, puntualiza Felipe Ossa.

  • Publicidad