Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Madre soltera en México que buscaba a su hermano desaparecido fue asesinada a tiros

La joven, que había pedido protección al gobierno de México por las crecientes amenazas en su contra, fue tiroteada en el salón de belleza donde trabajaba.

madre soltera asesinada.jpg
"Si las autoridades hubieran hecho su trabajo, esto no habría sucedido", dijo una amiga de la madre soltera asesinada en México -
ALFREDO ESTRELLA / AE / AFP (archivo)

Angelita Almeras ayudó a localizar los restos de varios cientos de ciudadanos desaparecidos en México mientras buscaba a su propio hermano, lo que terminó abruptamente cuando un hombre armado la mató.

En esta nación latinoamericana plagada de violencia, incluso intentar localizar a una de las más de 100.000 personas que han desaparecido puede resultar peligroso.

Almeras, de 27 años, madre soltera de dos hijos, había pedido protección al Gobierno hace una semana debido a las crecientes amenazas por teléfono y en las redes sociales, revelaron a la AFP personas cercanas a ella. Pero la ayuda nunca llegó y el jueves 8 de febrero fue asesinada a tiros en el salón de belleza donde trabajaba en la ciudad de Tecate, en la frontera con el estado estadounidense de California.

Según activistas, ella es una de las ocho personas asesinadas desde 2021 mientras buscaban personas desaparecidas en México.

"Esto nunca debería haber pasado", afirmó Paula Sandoval, una amiga de Almeras, que también busca a un hermano secuestrado en 2020. "Si las autoridades hubieran hecho su trabajo, esto no habría sucedido. Ni ella ni su familia merecían esto", añadió.

Publicidad

El hermano de Almeras, José, desapareció junto con su novia en 2018, cuando Tecate sufrió una escalada de violencia vinculada al narcotráfico. Como parte de su esfuerzo por encontrarlo, la joven y su madre fundaron un grupo llamado Unión y Fuerza por Nuestros Desaparecidos.

Sandoval la recordó como una “guerrera” de gran corazón y comprometida con la causa. "Ella siempre ayudó a las víctimas... Siempre corría hacia ellas si era necesario", señaló.

Publicidad

Amenazas, intimidaciones


Almeras, quien después de su muerte fue inicialmente identificada por una comisión local de derechos humanos como Angélica León por su segundo apellido, presentó tres denuncias por amenazas que recibió, dijo su amiga.

"Le dijeron que la iban a perseguir, le preguntaron por qué estaba descubriendo fosas. Le dijeron que iba a terminar igual que las personas que estaba encontrando", reveló Sandoval.

Las amenazas provinieron de números de teléfono desconocidos y cuentas de redes sociales. "Las autoridades no hicieron nada para identificarlos", sostuvo la mujer

Almeras se había convertido en una "figura destacada" en la defensa de los desaparecidos y sus familias, "lo que la colocaba en una posición de vulnerabilidad en un estado y un país sumidos en la violencia", afirmó el grupo de derechos Elementa Derechos Humanos.

Publicidad

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que Almeras contaba con protección de las autoridades locales y que el presunto autor había sido identificado.

"Todo indica que no hay conexión" con su labor de búsqueda de desaparecidos, afirmó en alusión a la expareja de Almeras, que acudió voluntariamente a la Fiscalía tras su asesinato.

Publicidad

"Posiblemente haya otra razón, pero no puedo decir más que eso", añadió López Obrador, en comentarios recibidos con escepticismo por parte de personas cercanas a Almeras.

"Es lamentable que las autoridades estén buscando un chivo expiatorio para cerrar el caso lo antes posible", manifestó Sandoval.

"Pero esto realmente tiene que ver con su trabajo de búsqueda", afirmó, añadiendo que Almeras "se llevaba muy bien" con su expareja.

Más de 114.000 personas han desaparecido en México, la mayoría desde 2006, cuando el gobierno del entonces presidente Felipe Calderón desplegó al ejército para luchar contra los cárteles de la droga. Desde entonces, una espiral de violencia ha dejado más de 420.000 personas muertas.

Publicidad

A pesar de los riesgos, Sandoval aseguró que planea continuar con su propia búsqueda, aunque con cada tumba encontrada "se descubren cosas que incomodan a ciertas personas", incluidas las autoridades.

Los familiares de Almeras están asumiendo la devastadora pérdida de dos de sus seres queridos.

Publicidad

"Ahora su mamá tiene el doble de dolor porque todavía no ha encontrado a su hijo y ha perdido su pilar, su hija", lamentó Sandoval.

  • Publicidad