Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Push Noticias Caracol
Reciba nuestras notificaciones con lo último de:
Ahora no
Activar

Publicidad

Después de comer las sobras de un compañero, hombre pierde parte de las piernas por una bacteria

The New England Journal of Medicine relata la peligrosa reacción que tuvo este sujeto de 19 años al consumir las sobras de comida de un compañero. Una rara bacteria casi acaba con su vida.

Hombre pierde las piernas tras comer sobrasde comida china
El hombre de 19 años ingresó en la unidad de cuidados intensivos pediátricos debido a shock, insuficiencia multiorgánica y erupción cutánea tras comer comida china.
Pexels

Sucedió en el Hospital General de Massachusetts. En el registro del caso se cuenta la insólita historia de un hombre de 19 años que ingresó en la unidad de cuidados intensivos pediátricos debido a shock, insuficiencia multiorgánica y erupción cutánea tras comer arroz, pollo y sobras de lo mein, todo de restaurante. La comida le causó una rara bacteria.

El hombre, nombrado como JC, vivía en el norte de Nueva Inglaterra con su madre, su hermano y tres gatos, pero se había quedado con un amigo durante cinco días antes del ingreso a clases. Durante este tiempo visitó una playa y un local de música; no había viajado recientemente ni había tenido ninguna otra exposición a animales o personas enfermas.

Dentro de su familia había registro de enfermedades coronarias y meningitis, pero nada como lo que llevó a JC al borde de la muerte. En un video de su canal de YouTube, el Dr. Bernard Hsu, conocido en redes sociales como @chubbyemu, relató que el día anterior a la manifestación de los síntomas, el paciente tenía hambre, pero la temperatura afuera estaba tan fría que buscó algo de comer en la nevera. Allí encontró una sobras de una comida china que su compañero dejó del día anterior.

Convencido que su amigo no comería las sobras, las calentó en el microondas y posteriormente las ingirió. Poco después, comenzó el infierno.

El dolor abdominal y los vómitos fueron seguidos por el desarrollo de escalofríos, debilidad generalizada, mialgias difusas que empeoraron progresivamente, dolor torácico, dificultad para respirar, dolor de cabeza, rigidez en el cuello y visión borrosa. Cinco horas antes de este ingreso, se desarrolló una coloración púrpura de la piel y un amigo llevó al paciente al departamento de emergencias”, describe el artículo, publicado en junio de 2021.

Publicidad

Al ingresar al centro clínico, los especialistas declararon que JC, aunque estaba orientado y atento a las preguntas del personal médico, “parecía pálido, ansioso y moderadamente angustiado”. Por la sintomatología que presentaba, se le administraron diferentes medicamentos y se hicieron diversos exámenes, pero la coloración de su piel cambiaba más y más, por lo cual tuvo que ser trasladado en helicóptero a otra área para su tratamiento.

Su amigo admitió que la comida que ingerido J.C. le había causado vomito, pero nada más severo, motivo por el cual no la había terminado. El Dr. Hsu comenta que, menos de 24 horas después de haber consumido las sobras, los riñones, pulmones, corazón y sangre de J.C. habían fallado.

Publicidad

Después de estudiar varios escenarios, los doctores llegaron a la conclusión de que el hombre tenía una grave y rara infección bacteriana llamada Meningococcemia, también conocida como meningococo. Esta bacteria puede causar meningitis, una inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal, así como sepsis, una condición potencialmente mortal donde la infección se extiende por todo el torrente sanguíneo.

“A medida que los días pasan, JC se estabiliza, pero parte del tejido de sus dedos se han necrosado y causando gangrena. Sus dos piernas hasta los pies también estaban necrosadas hasta el punto donde necesitaban ser amputadas”, narró Hsu.

Pero, ¿por qué JC tuvo estos problemas y su compañero solo un simple vomito? El doctor explica que el meningococo se propaga a través de saliva. Admite que el tipo de reacción causada en el joven no es normal con los alimentos, pero que al indagar en su historial médico, el personal descubrió que el paciente solo poseía la primera dosis de la vacuna para evitar esta enfermedad. A diferencia de JC, su compañero recibió el refuerzo recomendado para personas que ingresan a la universidad, personal militar y viajeros a ciertas partes del mundo, por lo cual no tuvo mayores problemas.

26 días después del accidente, JC comenzó a tener mejoras significativas gracias al tratamiento con antibióticos, sin embargo, su cuerpo estará alterado por el resto de su vida.

  • Publicidad