Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Día de la Inmaculada Concepción: ¿qué se conmemora este 8 de diciembre?

En Colombia, las tradiciones religiosas son la razón de varias festividades. Cada 8 de diciembre, la iglesia católica conmemora el Día de la Inmaculada Concepción, y esta fecha está relacionada con el Día de Velitas. Le contamos por qué.

Cada 8 de diciembre se proclama “la pureza única de María y la pureza de la concepción Jesús”.
Cada 8 de diciembre se proclama “la pureza única de María y la pureza de la concepción Jesús”.
Archivo

Colombia es un país laico, pero la religión que predomina es el catolicismo. Según la encuesta de religión mundial, publicada por la firma de investigación Ipsos, en mayo de 2023, el 59% de la población que habita en el país se identifica como católica. Esta cifra siempre ha sido alta, por eso tiene sentido que varias celebraciones colombianas estén arraigadas a la mencionada religión, como sucede con el Día de la Inmaculada Concepción.

Cada 8 de diciembre, en Colombia se conmemora esta advocación de la virgen María. Según la iglesia católica, Jesús fue concebido sin mancha de pecado original. Este dogma fue declarado por la iglesia católica, específicamente por el Papa Pío IX en la Bula (conocido como un documento pontificio) Ineffabilis Deus el 8 de diciembre de 1854, y durante esa fecha se proclama “la pureza única de María y la pureza de la concepción Jesús”.

"Que la doctrina que sostiene que la Beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús, Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser, por tanto, firme y constantemente creída por todos los fieles", se lee en el documento redactado por el Papa Pío IX.

Desde tiempos remotos, la figura de la virgen María ha ocupado un lugar central en la fe colombiana porque desde el tiempo de la conquista española, los europeos trajeron a América la imagen de la madre de Jesús y la creencia en su pureza. Debido a que en el momento de la proclamación de la Inmaculada Concepción, Colombia seguía bajo la influencia española, la celebración se arraigó profundamente en la cultura del país, convirtiéndose en una tradición que perdura hasta nuestros días.

Así las cosas, las personas rinden tributo a la virgen María bajo esta advocación cada 7 de diciembre, en el Día de las velitas. Aunque muy pocas personas sepan, e incluso ya la celebración de velitas no se asocie tanto a las tradiciones religiosas, su origen sí está ligado a esa razón.

Publicidad

La jornada del 7 de diciembre está marcada por rituales y tradiciones arraigadas en la historia colombiana. Desde la iluminación de velas hasta la presentación de ofrendas florales, cada acto tiene un significado simbólico que refuerza la importancia de la figura de la virgen María en las tradiciones colombianas.

Cabe notar que en algunas regiones del país, como es el caso de la Costa Caribe, esa conexión entre el Día de velitas y la conmemoración de Inmaculada Concepción sí es notable. De hecho, en la mencionada zona del país las velas no se encienden el 7 de diciembre en la noche, como sucede en casi todo Colombia, sino en la madrugada del 8 de diciembre. Las familias se reúnen encender las velas en las puertas de las casas mientras pasan procesiones y se realizan misas en las iglesias desde muy temprano.

Cabe anotar que, con el transcurso de los años, esta tradición ha evolucionado hacia un carácter más fraterno y familiar. Significa la llegada oficial de la época navideña y es una oportunidad para compartir con sus seres queridos.

Publicidad

Las velas ya no se encienden por el dogma católico, sino por tradición. De hecho, se usan velas de colores diferentes y cada una representa un deseo específico para el próximo año. Esta práctica sigue una clasificación simbólica: las velas blancas simbolizan pureza y paz, las rojas están asociadas al amor, y las verdes expresan deseos de salud y prosperidad financiera, entre otros significados. Además de este ritual luminoso, se preparan comidas especiales y se llevan a cabo novenas y oraciones.

  • Publicidad