Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Dos hermanas, exintegrantes de las FARC, se reunieron con su padre luego de 40 años: "Fue muy lindo"

Esta es la historia de una familia que se reencontró gracias al proceso de paz con las extintas FARC. El conflicto armado los alejó en Yacopí, Cundinamarca, durante los años 80, pero nunca perdieron el amor ni el deseo de volver a verse.

Conmovedor reencuentro de dos hermanas exintegrantes de las FARC con su papá, luego de 40 años

En el departamento del Meta, dos hermanas firmantes del acuerdo de paz se reencontraron con su papá, al que no veían hace 40 años. Esta es la historia del abrazo de la esperanza, uno de tantos que dejó el proceso de paz con las extintas FARC.

Sentado, con dos ramos de flores en sus manos y con el corazón acelerado, Édgar García esperaba a sus dos hijas en Villavicencio. Este no era un encuentro normal.
La guerra los separó en Yacopí, Cundinamarca, en la década de los 80, pero el amor y las ganas de encontrarse de nuevo nunca se perdieron.

Édgar García habló de la reunión que sostuvo con sus hijas: “Fue muy hermoso el encuentro, fue muy lindo, no sabía si aguantaba o no, porque la emoción es muy grande en estos días”.

Tras ser separadas de sus padres por el conflicto armado, Yesenia y Omaira fueron reclutadas siendo menores de edad por las antiguas FARC en Mesetas, Meta. Hoy son firmantes de paz y, gracias a ese proceso, pudieron encontrar y abrazar a su padre.

Publicidad

”Todo este tiempo no habíamos tenido esa ocasión de decir ‘vamos a buscar’, entonces se da esa oportunidad en un momento que es importante para nuestras vidas. Decidimos que íbamos a hacer todo el esfuerzo que estuviera a nuestro alcance para buscar a mi papá y saber si teníamos más hermanos, más hermanas”, dijo Yesenia García.

Y la corazonada de Yesenia era cierta. Tras una investigación de 5 meses, la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas logró ubicar a Édgar, su padre.

Publicidad

Paola Viveros, directora de la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas, se refirió al proceso que se llevó a cabo para el reencuentro de esta familia.

“Nosotros empezamos hacer consultas en las bases de datos. Solo teníamos un nombre, en este caso, el de la persona desaparecida. Logramos acceder a información de la Registraduría Nacional del Estado Civil, del Sisbén, de la EPS, de la Unidad para Víctimas y así logramos perfilar a una persona cuyas características e información podría corresponder al desaparecido”, señaló.

Édgar se encontraba en una finca a más de 10 horas de Florencia, Caquetá. Tenía una nueva familia y hasta nietas, con quienes llegó al esperado encuentro.

"Para mí fue muy bonito el encuentro con ellas, mis hijas, que llegaron conmigo. Ese recibimiento tan bonito de la Unidad de Búsqueda es una cosa muy impresionante y muy bonita. Los felicito mucho por eso", expresó el padre de las dos hermanas.

La guerra le arrebató a sus pequeñas, pero la paz se las devolvió. Ahora la búsqueda continúa para esta familia. Su mamá y dos tíos aún están desaparecidos, pero no han sido olvidados.

Publicidad

  • Publicidad