Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Paro armado del ELN en Chocó: ¿qué dicen en mesa de negociación sobre confinamiento de comunidades?

No paran las críticas porque a menos de 8 días de haberse pactado una tregua de cese al fuego con el Gobierno Nacional, hay un nuevo paro armado del ELN en varias zonas del Chocó.

¿Qué dicen en mesa de negociación sobre el paro armado del ELN que tiene confinadas a comunidades?

Confinadas permanecen más de 27 mil personas en cinco municipios del Chocó por el inicio de un paro armado del ELN. Las comunidades cercanas al río San Juan no pueden salir por temor a represalias del grupo armado ilegal. Hay operativos militares en la zona.

Cuatro días después de haberse extendido el cese al fuego con el ELN, el Frente de Guerra Occidental de esta guerrilla decretó “a partir de este 10 de febrero y por tiempo indefinido un paro armado” en los ríos San Juan, Sipí y Cajón, algo que para el defensor del pueblo Carlos Camargo es inviable en las negociaciones con este grupo.

“Es una clara violación a las libertades de la población civil. Esto implicaría el confinamiento de alrededor de 27.000 personas, lo dijimos hace contados días y los reiteramos una vez más: de darse una posible finalización de la lucha armada ilegal vía conversaciones, es clave que el Frente de Guerra Occidental y el Frente de Guerra Oriental se sumen a los diálogos con la finalidad de evitar que no sean la génesis de futuras disidencias”, señaló Carlos Camargo, defensor nacional del pueblo.

Para expertos en paz y conflicto, el frente de guerra occidental tiene poca representación en la mesa de negociación, por lo que opera de forma casi independiente.

Vera Grave, jefa negociadora del gobierno en diálogos con el ELN, asegura que “el sentido de la mesa y del cese al fuego es que cesen los enfrentamientos entre grupos armados y se trabaje para aumentar la protección de la población en los territorios”.

Este es el primer paro armado del año en la región, pero es uno de los tantos que sus habitantes viven desde hace décadas por la disputa entre el Clan del Golfo y el ELN para controlar el territorio.

Publicidad

  • Publicidad