Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

¿Por qué están poniendo máquinas dispensadoras de condones en los colegios de Bogotá?

En entrevista con Caracol Ahora, el subsecretario de Salud Pública del Distrito, Manuel González, explica los motivos para poder máquinas dispensadoras de condones en recintos educativos y cuál es la estrategia detrás de la iniciativa.

Hace un par de días la Secretaría de Salud Distrital de Bogotá anunció la instalación de máquinas dispensadoras de condonesen colegios públicos de 5 localidades de la ciudad. A pesar de lo que algunos creen, esta no es una estrategia nueva, ya que la instalación de dichos aparatos hace parte de la siguiente fase de un proyecto de ciudad del cual ya hacen parte más de 195 máquinas dentro de la capital.

Manuel González, subsecretario de Salud Pública del Distrito, explica que esta “es una prueba piloto" que se tendrá en instituciones educativas para hacer un análisis con la "comunidad educativa general, directivas, padres, madres, pero especialmente los adolescentes, quienes son los principales beneficiados”. Los colegios que participan de esta fase son:

  • Colegio Paraíso, localidad de Ciudad Bolívar
  • Colegio Andrés Bello, localidad de Puente Aranda
  • Colegio José María Córdoba, localidad de Tunjuelito
  • Colegio Gerardo Paredes, localidad de Suba
  • Escuela Tecnológica Instituto Técnico Central, localidad de Los Mártires

"Los dispensadores de condones ubicados en las instituciones educativas, según concertación con las directivas de las instituciones, tienen capacidad para contener 30 preservativos masculinos", informó la Alcaldía, al anotar que se garantizará que "estén disponibles todo el tiempo".
González expone que lo que los motivó a tomar la decisión es que la evidencia mundial demuestra que cuando se posee educación sexual integral, lo cual incluye educación e información libre de tabúes y acceso a insumos como los preservativos, hay un impacto positivo en la sexualidad de la población, particularmente en la población adolescente.

Además, la educación sexual integral, “por el contrario a lo que se piensa, tiende a posponer el inicio de la actividad”.

Otra de las razones con las cuales el subsecretario argumenta la decisión es que, aunque Bogotá presenta una disminución en el número de embarazos adolescentes, aún no se ha erradicado la problemática por completo, pues más de 5.000 casos se presentaron en 2022. “Eso significa que hay mucho por hacer todavía".

Publicidad

La estrategia, además de fortalecer la lucha contra el embarazo adolescente, también le apuesta al autocuidado y prevención de enfermedades de transmisión sexual.

Estamos teniendo un número importante de personas que mueren por condiciones asociadas a sida y esta edad en la cual se están dando estás muertes, al hacer el análisis, nos muestra que las transmisiones se dieron al inicio de la vida sexual, especialmente entre los 15 y los 20 años de edad”, señaló el subsecretario González.

Publicidad

La Secretaría de Salud también señaló que se garantizará la instalación, el abastecimiento, la operación y reparación de los dispensadores de condones en dichas instituciones educativas. Además, se realizará acompañamiento técnico-permanente en el marco de la campaña 'Salud a mi barrio, salud a mi vereda'.

La iniciativa ya está presente en diferentes universidades del Distrito “y ha funcionado muy bien”, por lo cual se espera que los resultados sean adecuados y puedan expandir la estrategia a otros lugares.

  • Publicidad